Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / 7 consejos que todo conductor debe conocer para manejar durante el verano

Estilos de vida

7 consejos que todo conductor debe conocer para manejar durante el verano

2017-11-13 12:57:00

Las temperaturas sofocantes pueden significar problemas para tus viajes durante el verano, pero estos trucos pueden ayudarte a mantener tu automóvil fresco para sobrellevar las típicas altas temperaturas de esta temporada.

1. ¿Interior caliente?
Deja que enfríe más rápido conduciendo con las ventanillas bajas y el aire levantado, lo que expulsará el aire caliente y permitirá que circule el aire frío. En unos minutos, cuando el aire dentro del automóvil sea aproximadamente de la misma temperatura que el aire exterior, estará listo para subir las ventanas y colocar el aire acondicionado.

2. ¿Timón caliente?
Evita quemarte las manos con este truco: gira la rueda 180 grados antes de salir del automóvil. De esa manera, el lado que tocas está a salvo a la sombra mientras estás afuera.

3. ¿Asientos achacosos?
Un automóvil caliente también puede significar un automóvil maloliente. Para deshacerte del hedor, pega con cinta adhesiva una hoja de la secadora en el aire acondicionado. Cuando abres el AC, tu paseo también tendrá una brisa fresca. Coloca una caja bola seca debajo del asiento del pasajero para una máxima desodorización mientras viajas.

4. ¿Aire Acondicionado malogrado?
Si el aire acondicionado de tu automóvil no funciona o si solo necesitas un impulso extra, prueba con un ventilador de coche con energía solar. Estos pequeños dispositivos se pueden montar en una ventana abierta, expulsando aire caliente del automóvil mientras se crea una circulación de aire constante. Nota: las ventanas tintadas interfieren con la función de este “gadget”.

5. ¿Neumático quemado?
Es importante siempre estar preparado. Las llantas son más propensas a las explosiones en los calurosos meses de verano, porque los conductores a menudo se encuentran en una carretera que chisporrotea con las cargas más pesadas durante períodos de tiempo más largos. Los neumáticos poco inflados corren mayor riesgo, ya que la falta de presión de aire pone a los componentes de los neumáticos bajo una mayor presión; pero las más infladas son más propensas a hidroplanear con una lluvia fuerte. Controla periódicamente la banda de rodamiento colocando un centavo en la ranura del neumático con la cabeza hacia adentro. Si puedes ver la parte superior de la cabeza, es hora de un nuevo conjunto de llantas.

6. ¿Sobrecalentamiento del motor?
Las altas temperaturas y los bajos niveles de refrigerante aumentan el riesgo de que el motor se sobrecaliente y que tu AC funcione durante horas extras. Si observas síntomas de un motor sobrecalentado, el indicador de temperatura aumenta; y verás las luces de advertencia; si el vapor sale entonces detente en un lugar seguro, apaga el motor y espera al menos media hora para que se enfríe por completo antes de abrir el capó del auto. Si los niveles de refrigerante son bajos, llena el tanque (es el de plástico translúcido) podría hacer el truco, pero si el tanque está vacío es posible que haya surgido una fuga y necesites ayuda profesional.

7. ¿Bajo el sol?
Pasar tiempo al sol es tan malo para tu automóvil como lo es para ti, ya que el daño solar puede causar que la pintura y los interiores se desvanezcan. Para evitar problemas, estaciona en un garaje cuando sea posible e invierte en una sombrilla.