Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / 7 trucos para mantener tu casa fresca sin aire acondicionado

Estilos de vida

7 trucos para mantener tu casa fresca sin aire acondicionado

2017-11-27 12:30:00

Cuando el clima va calentando y sabemos que nos vamos a enfrentar a un verano casi infernal, comparar un sistema de aire acondicionado puede sonar bien, pero vaciará tu billetera sin dudas. Para evitar el alto costo del aire acondicionado y ser más respetuoso con el medio ambiente, te invitamos a seguir estas recomendaciones geniales.

1. Cierra las persianas
Las ventanas pueden dejar entrar aproximadamente el 25 por ciento del calor del verano. Bloquea el calor con las persianas durante las horas más soleadas para mantener tu hogar fresco sin necesidad de utilizar el aire acondicionado.

2. Mantén el aire en movimiento
En lugar de encender el aire acondicionado, enciende un ventilador. La brisa creada por un ventilador de techo o piso hará que tu cuerpo se sienta más fresco, incluso cuando la temperatura es relativamente alta. Si hace mucho calor, aún puedes ahorrar energía elevando el termostato del aire acondicionado 3-5 grados por encima de su configuración normal y haciendo funcionar el ventilador de techo junto con él.

3. Aísla tu techo y paredes
Muchas de las cosas que ayudan a mantener tu hogar más cálido en el invierno también ayudan a mantener su hogar más fresco en el verano. Por ejemplo, el aislamiento: reduce las facturas de energía manteniendo el aire frío adentro y el calor afuera. El aislamiento también puede ser sorprendentemente económico.

4. Usa el sellador
Utiliza el sellador de silicona tanto para las puertas como para las ventanas, verás que esto evitará que se escape el aire frío a través de puertas y ventanas. Además su instalación y luego el retirarla son muy fáciles.

5. Hornea y lava en la noche
Los electrodomésticos grandes emiten cantidades significativas de calor. Evita utilizar los hornos, estufas, lavaplatos y lavadoras de ropa y secadoras para las horas de la tarde o de la noche, cuando las temperatura sea más fresca.

6. Considera utilzar un deshumidificador
El calor húmedo es mucho más incómodo para las personas y las mascotas que el calor seco. Los deshumidificadores pueden absorber la humedad del aire cálido del verano en tu hogar, lo que lo hace mucho más cómodo, incluso a temperaturas más altas. Idealmente, mantén la humedad interior por debajo del 60 por ciento. Para ahorrar en costos de electricidad, usa una unidad que se apaga cuando la humedad cae por debajo de su nivel objetivo. Usa el agua recolectada por el humidificador para regar tus plantas.

7. Cierra las puertas de las habitaciones que no utilices
Si te ves obligado a utilizar el aire acondicionado, entonces limita su uso a donde más se necesita, habitaciones en las que se pasa la mayor parte del día o habitaciones por la noche. Cierra las puertas de las áreas que no necesitan ser enfriadas.