Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Baja de peso y reduce medidas cambiando tu rutina diaria

Estilos de vida

Baja de peso y reduce medidas cambiando tu rutina diaria

2017-09-08 16:19:00

Sentirte y verte bien no tiene solo que ver con comer menos o tener un régimen de dieta . El cuidado personal va más allá de lo que comes y se trata de cuidar tu cuerpo en todos los niveles: mental, físico y espiritual.

Lo primero que debes hacer para conseguir sentirte bien y lucir genial es simplemente cambiar tu rutina diaria.

1. Lleva un registro de la comida
Si preparas un diario de la comida, este te hará más consciente de tus buenos y malos hábitos. Existen aplicaciones que te pueden ayudar a llevar un mejor control de lo que comes día a día.

2. Come despacio
Las abuelas siempre decían que debíamos contar las veces que masticábamos la comida. A la hora de comer, es necesario que te sientes y te relajes. Comer parado o mirando tu celular interrumpe el proceso de digestión y no te deja disfrutar de la comida. Recuerda que al cerebro le toma 20 minutos mandar la señal de que estás lleno a tu cuerpo.

3. Dormir bien ayuda a tu metabolismo
Dormir las 7 ó 9 horas recomendadas puede ser todo un reto debido a la cantidad de actividades que llevamos a cabo día a día. Pero no dormir lo suficiente puede producir problemas en tu dieta diaria, por otro lado, descansar lo suficiente te ayuda a mantener un buen estado emocional que puede llegar a ser la base de todas las cosas.

4. Toma mucha agua
Beber más agua ayuda a tu piel, músculos y a tu metabolismo a mantenerse activo. Pero además, beber la cantidad de agua recomendada por día, 13 vasos en hombres y 9 vasos en mujeres, ayuda a tu organismo a mantenerse en equilibrio general.

5. A comer vegetales
Los vegetales son la clave para que tu cuerpo esté nutrido adecuadamente. Además ayudan a prevenir el riesgo de padecer enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer, a diferencia de los alimentos procesados.

6. Caminar, caminar y caminar
No hace falta ir al gym, para ejercitarte. Existen otras opciones más simples como es: caminar. Una caminata te ayudará no sólo a ejercitarte sino también a descansar tu mente.

7. Prepara tu propio almuerzo
Al preparar tu lonchera controlas exactamente lo que comes. Además, de que te ahorras mucho dinero en ello.

8. Come las frutas, no las bebas
El problema de licuar la fruta es que no le estás dando a tu cuerpo todos los demás beneficios que tienen estos alimentos, como la fibra por ejemplo, y sólo estás dándole un golpe de azúcar.