Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos

Estilos de vida

Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos

Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos
Frutas deshidratadas
Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos
Hummus casero
Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos
Chips de Boniato
Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos
Chocolate 80% cacao
Cinco snacks ricos y saludables que no te dará culpa comerlos
Bizcocho saludable

Si estás cansado/a de las dietas que te limitan a comer alimentos tristes en sabor o son un culto al apio y la lechuga, dos expertas en nutrición Cande Soulas, Diplomada en Nutrición Humana y Dietética (UCM) y fundadora de Nut&Cook, y Dori López, experta en Dietoterapia y Educación Nutricional brindan fáciles y ricas opciones para snack.

Frutas deshidratadas

De por sí las frutas son una gran opción para picar entre comidas, pero si estas aburrida de comer manzanas o mandarinas, una alternativa rica serán las frutas deshidratadas como las uvas, dátiles, ciruelas, higos, albaricoques, melocotones o manzanas.

Al no contener agua, las frutas secas reducen en gran medida su tamaño y se convierten en un aperitivo rico en nutrientes que contiene casi cuatro veces más la cantidad de vitaminas y minerales que una fruta fresca.

Su alto contenido en fibra las convierte en un excelente alimento para revertir o prevenir el estreñimiento y contribuye a bajar los niveles de colesterol. Además, elevada concentración de vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes, en general, señaló Dori López.

Este snack saludaba es práctico de llevar a cualquier lado y conservar, además las uvas y dátiles deshidratados pueden ser un buen sustito de azúcar.

Hummus casero

Es una pasta de garbanzo muy conocido y característico en las culturas del Mediterráneo oriental. La legumbre con la que se elabora este alimento es rica en proteínas vegetales, aporta hidratos de carbono complejos y tienen un bajo contenido de grasas. Además, tiene un gran contenido de calcio, magnesio, potasio y fósforo.

Su preparación es sencilla, además de los garbanzos, se puede hacer de Tahina o pasta de sésamo, zumo de limón, comino, pimentón, sal y aceite de oliva, se meten todos los ingredientes a la batidora o procesador y listo.

Se puede consumir con verduras cocidas y se conservan perfectamente en la refrigeradora durante una semana.

Chocolate con más del 80%

Sí, el chocolate es considerado un snack saludable, pues tiene una cantidad razonable de manganeso, cobre, magnesio, hierro y hasta fibra, antioxidantes y polifenoles. Además, contiene una buena mezcla de grasas monoinsaturadas y saturadas, a porta cafeína y teobromina.

El chocolate contiene básicamente tres ingredientes: manteca de cacao, cacao en polvo o pasta de cacao y azúcar. Y no se debe consumir cualquiera, los especialistas recomiendan es que al menos contengan un 70% de cacao, lo ideal es 85% o más, es decir que contenga lo mínimo de azúcar.

Puedes comer trocitos de chocolate o combinarlo con plátano, barritas de avena, bombones caseros libre de azúcar o aditivos.

Chips de Boniato

El bionato es un tubérculo poco conocido de Japón para conseguir una alimentación sana y equilibrada, pues es una fuente inteligente de hidratos de carbono, su color anaranjado es debido a la presencia de betacarotenos, que es donde se encuentra la provitamina A.
Además, es rico en vitamina C, B6, B1 y minerales como magnesio, potasio y también el hierro.

Su preparación es sencilla, se lava, corta en chips y se mete al horno en una bandeja por 10 o 15 minutos, luego dejar enfriar.

Bizcocho saludable

Atención no es cualquier bizcocho. La idea es que este contenga ingredientes saludables como: avena, plátano, huevos, avellanas, chocolates y canela; que aportarán proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables y minerales como calcio, potasio y fósforo a nuestro organismo.

Esta alternativa es buena para desayunar, medias mañanas y meriendas. Para conservarlo se puede congelar y meterlo a la tostadora cuando se vaya a consumir.

Con estas opciones podrás darte algunos gustitos en tus dietas sin el temor de no logras tus objetivos como el de tener una figura esbelta.