Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Cinco trucos para que los niños coman frutas, vegetales y otros alimentos saludables

Estilos de vida

Cinco trucos para que los niños coman frutas, vegetales y otros alimentos saludables

En ocasiones darle de comer a los menores de la casa termina siendo toda una batalla entre quien ofrece la comida y quien la rehusa. Y es que este es uno de los puntos más complicados del día, puesto que si no sabes correctamente como llegar a estos niños, lo más probables es que este terminen ganando y evitando algún alimento que podría ser esencial para su desarrollo.

Por ello, la psicóloga Clare Llewellyn del University College London (UCL) ha enumeró estas cinco estrategias para que los niños coman de todo.

1. Prueba 20 veces

Prueba 20 veces

Si has hecho de todo y tu pequeño o pequeña sigue rechazando algún alimento, no pierdas las esperanzas e intenta ofrecerle una cantidad pequeña de ese alimento por 20 días seguidos. Según expertos, si haces esto se reducirá el factor miedo y aumentará la familiaridad del alimento, haciendo que sea mucho más probable que tu hijo o hija lo pruebe.

2. Mitad y mitad

mitad y mitad

El ejemplo servirá de mucho cuando comiences a darle de comer una nueva comida a tu niño o niña, puesto que los niños suelen imitar el comportamiento de los mayores. Así que trata de comer a la par con él o ella, para que mediante el ejemplo que le darás se le haga más fácil probar un nuevo alimento. Puedes considerar probar primero tú la comida y luego ofrecerle la mitad al menor.

3. ¡No presiones!

no presiones

A veces suele pasar que los padres les dicen a los niños que los castigarán si no comen algún alimento, esto solo ocasiona que el niño genere más rechazo a la comida. Según expertos, “las investigaciones muestran que todas estas estrategias de hecho llevan a que los niños tengan aún mayor aversión por ese alimento que quieres que prueben

Así que con toda la paciencia del mundo trata de no presionar ni amenazar a los niños.

4. Incentiva

incentiva

Los niños responden bien a los elogios, pues terminan siendo buenos estímulos para que realicen cosas. Diversas investigaciones señalan que con incentivos, los niños están más dispuestos a hacer muchas cosas a cambio de la recompensa.

Los especialistas recomienda motivarlos mucho a los menores, haciéndoles saber que es un gran desafío probar algo nuevo y festejando mucho cuando lo hacen. Los incentivos pueden ser objetos sencillos, como stickers de caritas felices.

Otra forma de incentivar los buenos hábitos alimenticios es prestarle mucha atención a cómo se presenta la comida, según expresó lLa cocinera británica Annabel Karmel a la BBC.

5. Nunca premies con comida

no premiar con comida

Ofrecer postres no es la solución. Como señala la experta, las recompensas son buenas, pero no cuando estas vienen en forma de dulces, pues aumentaras el gusto de tu hijo por el alimento que usas como recompensa y termine odiando aún más los alimentos.