Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Cómo prepararnos como familia para enfrentar un desastre

Estilos de vida

Cómo prepararnos como familia para enfrentar un desastre

En un artículo anterior hemos hablado acerca de la importancia de saber cómo dirigirnos hacia los pequeños de la casa y explicarles sobre las situaciones de emergencia que se pueden dar, pero también hay que educarlos sobre qué hacer si un desastre sucede.

Se les debe hablar de forma sencilla y clara, acerca de lo bueno que la naturaleza nos brinda pero que también hay situaciones en las que esta misma naturaleza puede ser adversa a nosotros.

El Ministerio de Educación también sugiere a los padres de familia que ante la situación de lluvias y huaicos, realicen las siguientes acciones de educación con su familia:

- Limpiar las canaletas y reforzar los techos de la casa.

- Identificar las zonas seguras y rutas de evacuación en casa y comunidad.

- Establecer un punto de encuentro con tu familia en caso de emergencia.

- Mantener la calma, así transmitirás tranquilidad a los miembros de tu familia.

- Actualizar el directorio de emergencias: 116 bomberos y 105 Policía Nacional del Perú.

- Preparar con tus hijos la mochila de emergencia con productos no perecibles, botiquín de primeros auxilios y agua. Y enseñarles cómo utilizarla.

- En caso de emergencia ayudar a las personas con discapacidad, adultos mayores y niños que necesiten de tu apoyo.

- Dialogar con tus hijos para que se alejan de las laderas, cauces de los ríos y postes de electricidad caídos.

Además, preocuparnos por capacitar a los pequeños sobre los riesgos que pueden acontecer de acuerdo a la zona geográfica en la que se encuentren, por ejemplo: hablar sobre las épocas de lluvia, las crecidas de los ríos, y las posibilidades de algún desastre como huaicos, terremotos y/o maremotos.

Así también, se les debe explicar que si algún desastre acontece habrán personas que los ayudarán y auxiliarán. No olvidemos que es necesario explicarles las funciones de personal como: bomberos, policías, paramédicos, etc.