Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¿Cómo reconocer cuando mi mascota está sintiendo dolor?

Estilos de vida

¿Cómo reconocer cuando mi mascota está sintiendo dolor?

2017-09-18 11:23:00

Como dueño de alguna mascota, posiblemente seas de los que piensan que comprenden muy bien a sus amigos peludos, y no te falta razón; la cercana relación que se va cultivando año tras año con nuestras mascotas genera este entendimiento entre ambos. Y aunque puede ser que las mascotas se hacen entender hasta cierto nivel, obviamente la barrera del lenguaje seguirá siendo el mayor problema al momento de querer comunicarnos con ellos.

Una de las mayores complicaciones respecto a nuestra comunicación con nuestras mascotas está en el tema de la salud; ¿Cómo sabemos cuando se están sintiendo enfermos?, ¿Cómo reconocer los síntomas o actitudes que toma nuestra mascota ante cualquier signo de dolor, ¿Cómo lo expresan? En realidad debemos tener un ojo sobre ellos y mantenerlos en observación constante, fijándonos en su comportamiento podremos darnos cuenta de si sienten dolor o tienen algún tipo de problema.

Estas son algunas de las señales que nos pueden dar una idea de que nuestras mascotas están sufriendo con algún dolor.

1. Observa si se comienza a lamer demasiado en alguna zona

Cuando a los perros les duele algo, suelen lamerse más de lo habitual, concretamente en la zona donde sienten el dolor. Es la manera que tienen de sanar y curar la herida, aunque ésta sea interna.

2. Vigila su rutina de sueño y alimentación

Al igual que las personas, el dolor en las mascotas hace que cambien su comportamiento, por ello es importante vigilar su conducta en lo que se refiere al sueño y a la alimentación. Lo que va a suceder es que dormirán más y perderán el apetito. De pronto no se mueven y por esta razón no pueden llegar a su comida.

3. Ladridos excesivos

Por ejemplo, en un perro que suele ladrar mucho, cuando se siente mal, los ladridos disminuirán; mientras que, en aquellos canes que no ladran mucho, se incrementará. Esta conducta, debe ser una señal de alerta para saber que hay algo que no está caminando bien con tu engreído. Además, es importante que tengas en cuenta que también suelen jadear de manera excesiva, aullar, gruñir y gemir.

4. Aislamiento

Aquí tenemos dos opciones: por un lado, encontraremos que el perro que suele ser muy sociable, se comenzará a retraer hasta el aislamiento. Mientras que, aquella otra mascota que no suele ser muy sociable, buscará más cariño del habitual. Siempre mantengamos a nuestras mascotas bajo observación por si detectamos algún cambio en su comportamiento habitual.

5. Otras señales

Cuando el perro siente dolor, verás que mantiene el torso arqueado, está tenso, cojea, no quiere subir escaleras o no acude a buscar sus juguetes.

Consejos de Patas y Garras para reconocer si tu mascota está sufriendo dolor