Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¿Cuál es el límite entre ser un bebedor social y un alcohólico?

Estilos de vida

¿Cuál es el límite entre ser un bebedor social y un alcohólico?

2017-09-18 18:00:00

Llega el fin de semana y posiblemente entre tus planes esté el salir a tomar algunos tragos con los amigos y bien con ello. Ir de vez en cuando a un bar con tus amigos es normal. Pero, ¿Cuándo deja de serlo? Este artículo solo busca descubrir aquellos signos de alerta que te ayudarán a darte cuenta si tu consumo de alcohol dejó de ser casual para convertirse en un problema, o peor aún, una adicción.

Y la pregunta sería, ¿cómo podemos reconocer aquellos signos de alerta? Para comenzar, tu rutina de vida deja de funcionar normalmente. Esas resacas de fin de semana empiezan a dificultar tus tareas diarias, comenzando por las tardanzas al trabajo, demoras en la entrega de tus proyectos, falta de atención, etc.

Inclusive estos cambios que se están obrando en ti pueden comenzar a ocasionarte problemas en el entorno familiar y con tus amistades, debido al humor irritable con el que te encuentras la mayor parte del tiempo.

¿Cuándo podemos hablar de una adicción? Bueno, la adicción se puede definir como aquellas conductas peligrosas o de consumo de determinados productos de los que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica. Es decir; que la adicción es una necesidad compulsiva de consumir alcohol, y te sientes mal cuando no bebes. “Si te sientes mal o incompleto cuando no tomas, es un signo temprano de alerta”.

¿Cómo podemos observar estos signos de alerta en otros? Primero, podremos ver serios cambios en su forma de interactuar con los demás, con un comportamiento irresponsable; con actitudes como manejar ebrio, comenzar peleas o discusiones, ser irresponsable con el trabajo y la casa, etc. Estas son solo algunas señales de que algo está ocurriendo con aquella persona.

La mayoría de las personas notan como primer síntoma, un cambio en la personalidad del adicto. No es fácil ya que a veces bloqueamos este tipo de problemas en nuestros seres queridos creyendo que no son reales.

¿Existen reglas para el consumo casual de alcohol? Esto es muy importante, ya que no todos tenemos el mismo nivel de tolerancia. Con el alcohol deberíamos saber que más no significa mejor, solo una o dos copas está bien.

El gran problema es que el alcohol no sólo está en todas partes sino que es una “bebida social” y pasados los dos o tres vasos ya comenzamos a irnos en otra dirección. Dejamos de pensar claramente, cometemos errores, decimos cosas que no deberíamos decir, nuestras emociones se disparan, etc.

Aprende a leer las señales… cuando te encuentres a ti mismo mostrándote irresponsable, será la hora de tomar agua.