Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Cuidado con los lugares donde se acumula la grasa corporal

Estilos de vida

Cuidado con los lugares donde se acumula la grasa corporal

2017-09-21 12:59:00

Mucho cuidado con desconocer el porcentaje de grasa corporal de tu organismo, ya que el exceso de esta puede ocasionar graves problemas en tu salud. Contra todo lo que puedas pensar, no solo las personas obesas pueden sufrir de esto, si no que, también las personas delgadas pueden mostrar un índice de grasa elevado y una baja composición muscular. Por esto, es muy importante mantenernos atentos y siempre monitorear la composición de grasa corporal con un especialista.

Además, no olvides las recomendaciones de siempre: come bien, esto no significa “hacer dieta”; bebe mucho agua y realiza alguna actividad física por lo menos tres veces por semana.

Ahora bien, como bien lo dice el título de esta nota, los lugares donde se almacena la grasa, no es el mismo en todas las personas; algunas suelen tener más grasa en el abdomen, otras en las piernas y caderas, y otras partes del cuerpo. Por esta razón es que existen diferentes formas de bajar los niveles de grasa y diferentes causas para su almacenamiento.

1. En la parte superior del cuerpo, a partir de las caderas.

Esto sucederá por una mala alimentación y el exceso de grasas. No importa que tanto ejercites, si tu alimentación no es la adecuada siempre tendrás niveles elevados (y peligrosos) de grasa corporal. La grasa abdominal es especialmente peligrosa ya que, al mezclarse con nuestros órganos, va incidiendo en ellos y causando enfermedades.

2. En la zona central del cuerpo. Esta zona se puede ver afectada por estar bajo mucha depresión. El estrés y la ansiedad pueden generar un impacto profundo en el cuerpo al aumentar los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. El estrés nos hace querer comer cosas dulces todo el tiempo, lo que contribuye a aumentar nuestra ingesta de grasas malas.

3. En las caderas y muslos, con gran predisposición a mantener grasa en la zona de los glúteos, y es la más frecuente entre las mujeres, sobre todo cuando están pasando por la menopausia o tienen problemas hormonales. Debes evitar fumar, beber, y pasar mucho tiempo inactivo.

4. Solo en la zona del estómago. Esto sucede en las personas que sufren de un metabolismo lento. Lo ideal es acercarse al doctor para identificar cuál es el problema específico, y mientras, intenta reducir el consumo de bebidas alcohólicas, azúcares y grasas.

5. En la zona de las caderas y piernas, suele ser por mala circulación, esta situación suele ser un tema más hereditario y es más común en mujeres embarazadas o personas con mala circulación. Asegúrate de beber mucha agua y ejercitarte usando las escaleras o saliendo a caminar.

6. Grasa localizada en todo el cuerpo; en general, este es un problema que enfrentan las personas que son muy sedentarias. Si no te mueves, no haces ejercicio y comes comida poco saludable (o un exceso de calorías) aumentarás tu cantidad de grasa corporal de forma pareja en todo tu cuerpo. Intenta reducir las porciones de comida y ejercitarte diariamente.

Recuerda siempre que es importante consultar con un especialista antes de iniciar cualquier plan de entrenamiento o de nutrición.

Créditos imágenes

Designed by Freepik