Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Dejar de usar sostén de vez en cuando puede ser beneficioso

Estilos de vida

Dejar de usar sostén de vez en cuando puede ser beneficioso

2017-09-15 15:33:00

Parece casi una regla universal para las mujeres, el usar sostén. Sin embargo, más allá de ser una moda, es una norma social que se trastorna cuando vemos a chicas que simplemente no lo utilizan. Sin embargo, el dejar de usarlo de vez en cuando puede ser beneficioso, aunque puede que sientas que es incómodo y extraño.

Además de todos los beneficios que conlleva, también podrás descansar de ese odioso fierrillo que incomoda tus pechos todo el tiempo.

1. Aumenta la circulación
Cuando dejas de usar sostén, provocas que tu cuerpo deje de sentirse aprisionado y la circulación corra de mejor manera. Y lo puedes notar desde el primer momento en que te lo quitas.

2. Mejora tu hábito de sueño
Deja de dormir con el sostén puesto. Algunos estudios indican, que además de ser muy incómodo podría hasta propiciar la aparición de un cáncer mamario, aunque no ha sido probado del todo.

3. Refuerza tus senos
Sí, los sostenes están diseñados para darle firmeza a tus senos para que no se caigan, sin embargo, si dejas de usarlos eso no pasará. Cuando tus senos deben combatir la gravedad por sí solos sus músculos trabajan el doble para fortalecerse. De hecho, hasta provocan que el tamaño de tus pechos crezca.

4. Mejora la forma de tus pechos
Según un estudio los pechos suelen perder su forma cuando usas mucho el sostén, pues debilita el músculo y los deforma. Así que, si quieres pechos redondos y tersos es mejor que los dejes cuidarse por si solos.

5. Mejora tu respiración
Estar constantemente aprisionada por un sostén no te hace respirar bien, y si lo analizas, cuando te quitas el sostén por las noches, ¿te sientes más liberada? La verdad es que si, además, respiras más profundo y con más calma.

6. Ahorras un poco de dinero
Se gasta mucho dinero en ropa interior, lo que incluye los sostenes. Cuando disminuyas el uso de sostén, automáticamente comenzarás a ahorrar dinero.

7. Comodidad ante todo
En realidad, esta debería ser la mejor razón para dejar de usarlo. Si quieres que tu cuerpo y vida mejoren, piensa en lo cómoda que te sentirás cuando dejes ese sostén de lado.

No decimos que dejes de usarlo para siempre, pero en la medida de lo posible, al menos en casa intenta estar más relajada y dejar a tu cuerpo estar cómodo.

Créditos imágenes
Designed by Freepik