Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Dependencia al celular: ¿Cómo romper con tu teléfono?

Estilos de vida

Dependencia al celular: ¿Cómo romper con tu teléfono?

El uso del celular se ha vuelto para algo indispensable para algunas personas, quienes ya suelen presentar problemas al relacionarse con sus parejas o amigos o algunos otros están afectando su vida profesional desatendiendo sus actividades laborales, entre otros episodios desfavorables para la vida de las personas.

Según estudios, el uso abusivo de los celulares nos aísla cada vez más de los demás, pese a que cada vez hablemos más con otras personas (de manera virtual). Se acuerdo a los datos de Moment, una aplicación que permite saber la cantidad de horas que pasamos usando el móvil diariamente, una persona promedio pasa cuatro horas al día interactuando con su teléfono.

Ante esta situación la periodista Catherine Price decidió hacer una investigación para saber qué le están haciendo los teléfonos a nuestros cerebros y cómo están modificando nuestro cerebro, y en base a esto cómo puedes cambiar la relación con tu teléfono para que sea una relación más saludable donde cada persona tenga el control.

1. Busca algo que te apasione.

Lo primero que recomienda Price es que intentes responder las siguientes preguntas: ¿Qué te apasiona en la vida? ¿En qué tipo de cosas quieres enfocar tu atención? Luego de esto analiza cómo tu teléfono se interpone con estos objetivos, lo cual es necesario para buscar una razón positiva para cambiar la relación con el celular.

A partir de esto podrás reordenar las prioridades que tienes en la vida para que tu comportamiento cambie y dejes de prestarle tanta atención al uso de tu celular y te centres en tus reales intereses.

2. Replantéate lo que piensas sobre tu teléfono

Algunos consideran que prestarle menos atención a su celular, es como perder tiempo de su vida o negarse un placer; sin embargo, el tiempo que usas tu teléfono móvil podrías usarlo haciendo otras actividades realmente placenteras o dedicándole tiempo y atención a tu entorno más cercano, amigos y familiares.

3. Ponte obstáculos

Si eres consciente de que necesitas cambiar tu relación con el celular pero no sabes cómo o te sientes enganchado, puedes tomar medidas sencillas como: cargar tu teléfono lejos de tu habitación, usar un reloj despertador en lugar de la alarma del celular, borrar aplicaciones para que no estén tan pendiente de ellas o desactivar notificaciones.

4. Ponte a prueba

Es necesario ponerte pequeñas rutinas hasta que la obsesión por el celular se disipe. Por ejemplo, salir a pasear sin llevar el móvil, aprovechando en disfrutar los paisajes y la compañía. Con lo cual irás cambiando poco a poco el interés por que le prestas a la interacción con tu teléfono.