Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Desayunos para veganos ¡Buen provecho!

Estilos de vida

Desayunos para veganos ¡Buen provecho!

2017-08-28 10:00:15

Tal vez por la mañana solo tengas tiempo para prepararte un smoothie. Si este es tu caso, entonces aquí te dejamos algunas otras deliciosas opciones para ti.

No se puede negar que hay muchos beneficios en una dieta vegana; sobre todo si de pérdida de peso o de reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, se trata. Pero cuando la gente se decide por el veganismo, suele suceder que basan su dieta solo en frutas y verduras. Y ahí comienza el gran error.

Generalizando, posiblemente un desayuno vegano rápido y sencillo, consista en ensaladas de frutas, smoothies y/o avena. El problema con estas opciones es que además de ser aburridas, también son muy bajas en proteínas, lo que puede provocar que no te sientas lleno y por ende, te generará el antojo de picar entre las comidas.

Según la USDA, las mujeres necesitamos entre 45 y 60 gramos de proteína al día, dependiendo del peso y la edad. Las principales fuentes de proteínas veganas provienen de: lentejas, frutos secos, granos, semillas, nueces y soya. Existen también opciones veganas de queso, salchichas, tocino, etc., pero solo para consumirlas esporádicamente ya que son procesados y con alto contenido de sodio.

Revisar estas opciones y los consejos que te brindan para comer un desayuno variado, vegano, lleno de antioxidantes y energía proteica:

1. Una ensalada de frutas sin igual

Proteínas: 10 a 20 gramos

Si eres dulcera este desayuno es para ti. Usando frutas como base y agregando granos como quinua o frutos secos, además puedes ponerle nueces o semillas o media taza de leche de soya, que tiene 8 gramos de proteína por porción. Las semillas son uno de los mejores ingredientes ya que dos cucharadas llenas por día, contienen 7 gramos de proteína cada una, similar a lo que te daría un huevo.

2. Un smoothie energético siempre cae bien

Proteínas: 7 a 24 gramos

Los smoothies pueden ser muy nutritivos o una bomba de azúcar, cuidado con como los prepares. Por ejemplo, si lo preparas solo con frutas, entonces solo tiene carbohidratos sin mucha proteína o grasa saludable. Para mejorarlo puedes agregarle hojas verdes, nueces y una cucharada de polvo de proteínas a base de arroz o arvejas (lo venden en dietéticas). Puedes decorarlo, una vez licuado, con una cucharadita de semillas de chía o lino para un extra de antioxidantes.

3. ¿Qué tal un poco de tofu?

Proteínas: 20 a 25 gramos

Si prefieres un desayuno caliente y salado, esta opción vegana te va a encantar. Corta en trozos pequeños tofu y saltéalo en una sartén o wok con tus verduras preferidas (las ideales para saltear son pimientos , cebollas, zuccini, hongos, etc.). El reconocido cocinero Jaime Oliver http://www.jamieoliver.com , recomienda saborizar con polvo de cúrcuma, un antiinflamatorio natural que está en auge y se vende en cualquier dietética. Puedes servir el salteado con salsa de tomates natural, palta y porotos negros.

4. No hay un solo tipo de comida para el desayuno

Proteína: 18 gramos

Tenemos la idea de que durante el desayuno debemos comer sólo “comida de desayuno”. Pero ¿quién dijo que eso está establecido? Si recorremos varias culturas, podemos ver que hay miles de opciones y que no hay alimentos que sean solo para el desayuno o la cena. En algunos países se desayuna con arvejas, ensaladas, tostadas y leche de coco. En otros lugares porotos y arroz. Estas opciones no solo son ricas sino que son un gran aporte de energía para comenzar tu día.

5. Bagel de salmón y queso crema en versión vegana

Proteínas: 14 gramos

No va a tener el mismo sabor, pero es una opción riquísima de todas formas. Puedes utilizar cualquier tipo de bagel que te guste (el integral sería el más saludable) y lo untas con el famoso queso vegano hecho de nuez de cajú , o cualquiera que te guste y reemplazamos el salmón ahumado por tofu ahumado. Puedes agregarle una rodaja de tomate y aceite de oliva para darle un toque final.

Y ahora que tienes algunas otras ideas para sumar a tu menú diario, no olvides siempre consultar con tu doctor antes de iniciar cualquier dieta o régimen alimenticio.