Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Dormir la siesta los fines de semana podría ayudar a vivir más tiempo

Estilos de vida

Dormir la siesta los fines de semana podría ayudar a vivir más tiempo

¿Eres de las personas que no duerme bien durante la semana? ¿Tus hábitos de sueño se limitan a menos de 6 horas para dormir? Entonces toma nota a esta nota y recude los riesgos de mortalidad tomando siesta los fines de semana, conoce los porqués a continuación.

Por mucho tiempo, lo científicos han reconocido la r*elación entre el tiempo que se duerme y cuánto se vive*, lo que ha llevado a concluir que la falta de sueño tiene graves consecuencias para la salud. Puede provocar problemas al corazón, causar ansiedad y depresión. Pero, como ningún exceso es bueno, dormir demasiado puede ser igual de perjudicial para la salud, según otros estudios.

El investigador del sueño Torbjörn Åkerstedt, profesor y director del instituto para la investigación del Estrés en la Universidad de Estocolmo y coautor de un estudio publicado en el Journal of Sleep Research, informó que según las investigaciones siempre han pasado por alto lo que ocurre en los días libres.

“Aparentemente, dormir los fines de semana pueden ser de gran ayuda [para la salud]”, sostuvo Åkerstedt tras el estudio que analizó a más de 43 mil personas en Suecia, a las que se les preguntó sobre sus hábitos de sueño, con un seguimiento de 13 años después.

Lo que se encontró en la investigación fue que las personas que regularmente dormían unas cinco horas o menos por la noche, incluyendo los fines de semana, tuvieron una más alta tasa de mortalidad, probabilidad de muerte durante el periodo de estudio, en comparación con aquellos que regularmente dormían siete horas.

Las personas que dormían demasiado, ocho horas o más por noche, también tuvo una peor tasa de mortalidad.

Otro dato importante que reveló la investigación es que los que descansaban pocas horas y dormían más lo fines de semana, dieron una tasa de mortalidad similar a los que dormían siente horas por noche, esto fue para los menores de 65 año, la diferencia de mortalidad desapareció en personas mayores.

Åkerstedt demostró así que siente horas no es un regla escrita en piedra, algunas personas podrían necesitar más y otras menos.
El estudio tiene sus limitaciones, dada que los participantes se les pidieron recordar sus patrones de sueño en lugar de haber sido observados pero Åkerstedt tiene una idea sobre lo que podría causar la mortalidad, pues cree que aquellos que duermen poco y cambian sus hábitos durante el fin de semana están recuperando un poco de lo que pidieron durante la semana.