Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / El baño diario podría ser perjudicial

Estilos de vida

El baño diario podría ser perjudicial

2017-08-03 09:40:21

¿Te encanta bañarte a diario? Entonces es mejor que leas este artículo de la página The Health Science Journal donde se explica por qué no sería tan buena idea ducharse diariamente.

De acuerdo con el Dr. Joshua Zeichner, profesor asistente de dermatología del Hospital Sinai en la ciudad de Nueva York, el tema del baño y lo que percibimos como ‘olor del cuerpo’ es más un ‘fenómeno social’, al igual que muchas otras conductas que adoptamos con razón en la ‘norma social’.

Tener cuidado de nuestro cuerpo con la higiene personal no es solo una cuestión de apariencia sino de salud. Todos queremos estar limpios, sentirnos frescos y oler genial, algo que en realidad es un deseo estereotipado por el miedo a ser juzgado mal. Sin embargo, un estudio conducido por la Universidad de Medicina de San Diego, California, reveló que; bañarse muy seguido no sería ni tan necesario ni tan saludable como pensamos.

Se sabe que los jabones pueden causar resequedad en la piel ya que su uso constante remueve los aceites naturales de la piel mientras que los champús hacen lo mismo con el cuero cabelludo y los folículos, causando resequedad y debilidad en el cabello.

ducha

Nuestro organismo está preparado para protegerse así mismo. Cuando te bañas intentando limpiar la suciedad, el exceso de grasa y las bacterias, lo que termina sucediendo es que remueves la capa de la piel que cumple la función de protección.

Si te bañas seguido, sobre todo con agua caliente, como ya lo hemos dicho, resecas tu piel y además la irritas, dejándola expuesta a posibles infecciones. Así también, los doctores recomiendan no bañar a los niños pequeños en forma diaria, para ayudar a la piel del pequeño a estar protegida, prevenir alergias y hasta posibles eczemas.

¿Cuál debe ser la periodicidad del baño?

En realidad con que te bañes cada dos o tres días es más que suficiente. Si deseas puedes enjuagarte el sudor y la suciedad, las partes que se deben mantener limpias son; la ingle, las axilas y los pies.

Mantener este régimen puede tomar un poco de tiempo y costumbre, pero luego te sentirás mucho más cómodo. También ahorrarás dinero en agua, jabones y lociones. Este método, además, te permitirá oler más como tú mismo (en el buen sentido) en lugar de un ‘collage’ de aromas comerciales.