Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¿Es más saludable levantarse temprano o dormir hasta tarde?

Estilos de vida

¿Es más saludable levantarse temprano o dormir hasta tarde?

“Jet lag social” es el termino con el que se define la diferencia entre lo que dormimos durante la semana, cuando debemos ir al trabajo o estudiar, y el fin de semana, cuando estamos en libertar de irnos a la cama y levantarnos a la hora que queramos.

Pero ¿realmente madrugar es tan beneficioso para nuestra salud? ¿es malo ser noctambulo? ¿debo recuperar mis horas de sueño los fines de semana? Estas y otras interrogantes suelen ser tema de conversación cuando de dormir bien o mal se habla.

Los desórdenes en nuestros hábitos para dormir podrían traer grandes problemas de salud, como incrementar en el riesgo de enfermedades del corazón y otros problemas metabólicos, además incrementan los trastornos psicológicos, enfermedades respiratorias y las muertes prematuras.

Según Till Roenneberg, profesor de cronobiología del Instituto de Psicología Médica de la Universidad Ludwig-Maximilian en Múnich, los noctámbulos, en particular los que se levantan muy tarde, están en mayor riesgo de problemas de salud que las personas que madrugan.

Y es que los empleos y centros de estudio a menudo comienzas sus actividades temprano, por ello los noctámbulos deben realizar sus actividades con el horario de los madrugadores, lo cual desencadena estas deficiencias en su salud.

“Si fuerzas a un madrugador a trabajar muy tarde en la noche, éstos también enfrentarán problemas de salud”, sostuvo Russell Foster, jefe del Laboratorio Nuffield de Oftalmología y del Instituto de Sueño y Neurociencia Circadiana de la Universidad de Oxford, Inglaterra.

Entonces ¿se debería sacrificar las horas adicionales en la cama los fines de semana y poner la alarma del despertador más temprano para sincronizar sus horas de sueño durante los siete días de la semana? “Es lo peor que puedes hacer”, sostuvo el profesor Roenneberg.

“Si no has dormido lo suficiente durante cinco días es mejor que trates de recuperar el sueño y para recuperarlo debes usar el mejor momento que tengas disponible, o sea los días posteriores”.

Hay que entender que querernos irnos a dormir y levantarnos no solo es un hábito, sino que está influenciado a los relojes biológicos, los cuales están determinados por los genes y la influencia del medio ambiente y edad.

Considerando esto, *es poco probable que si te levantas más temprano puedas anular tus tendencias genéticas y lo único que consigas es privarte del sueño que necesitas y que no estás obteniendo durante la semana, señalan los expertos.
*
Pero para modificar o manipular nuestros relojes biológicos para ser más madrugadores hay ciertos cambios que podemos realizar en nuestro entorno.

Nuestro reloj biológico está influenciado por la salida y puesta del sol, pero al estar expuestos a luz solar todo el día y demasiada luz durante la noche podría retrasar el momento en que nos da sueño y quizá sea el particular problema de los noctámbulos cuya biología ya los predispone a que se duerman más tarde.

Reducir la exposición a la luz artificial durante la noche, particularmente con teléfonos y laptops, podemos entrenar a nuestro reloj biológico a sentir sueño más temprano.

Fuente: BBC Mundo