Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Estas son seis razones por la que a los niños no les gusta leer

Estilos de vida

Estas son seis razones por la que a los niños no les gusta leer

Uno de los problemas actuales en cuanto a los niños es su poca afición por la lectura, siendo este uno de los instrumentos que amplía nuestras posibilidades de conocimiento, pero lamentablemente los libros están cada vez más lejos de los más pequeños de la casa, porque en los hogares falta promover el hábito de leer.

Ante esta situación, el profesor Manuel Colona, coordinador del Concurso de Comprensión Lectora (Cocolec) de la Universidad de Ciencias y Humanidades menciona seis razones recurrentes por las que los niños dejan de lado los libros.

1. No les dan los libros adecuados. Algunos padres se empeñan en darle libros a sus hijos que les gustaban a ellos de pequeños, que les gustan al hijo del vecino o porque están de moda. Pero ¿te has pregunta sí esos temas le gustan a tu hijo? Lo recomendable es dejar al niño que escoja sus propias lecturas de acorde a sus gustos.

2. No acercar los libros a los niños. Según el filósofo Montessori, se basa en la idea de crear una biblioteca en la habitación del niño, no hace falta que sea una muy grande, basta con colocar unos cuantos ejemplares al alcance algunos textos en su espacio de juego, donde tenga la independencia de poder tocarlo y manipularlo sin la necesidad de los padres. Además, es bueno crear un rincón de lectura donde se sienta cómodo y pueda disfrutar de ellos.

3. El libro no es una obligación. No lo vuelvas una tarea más al día con horarios establecidos, un mínimo de libros que se deben de leer ni relacionarlo a otras tareas porque asumirá que es una obligación más que debe cumplir y, quizá, no lo disfrutará. Más bien debes asociar los libros a la diversión, placer y fantasía.

4. No conocen el hábito porque no se practica en casa. Los padres deben de hacer una autocrítica y reflexionar sobre lo que ellos hacen y lo que les exigen a sus hijos. La congruencia en este caso es importante, si les pides leer es importante que ellos te vean leer también.

5. Los pequeños asocial el tiempo de ocio a ver televisión o jugar algún videojuego. Para algunos padres es más cómodo dejarlos haciendo estas actividades, pues hace que los pequeños queden hipnotizados viendo dibujos, jugando o interactuando con algún dispositivo inteligente, lo cual deja poco tiempo para poder arrinconarlos a la lectura.

6. El exceso de tareas y actividades extraescolares es un problema. Muchos niños acaban agotados luego de las largas horas que les toma realizar no solo sus tareas, sino sus actividades extraescolares, esta sobrecarga es tan grande que casi no tiene tiempo ni de jugar y menos para leer. Lo ideal es liberarlos un poco de estas obligaciones, para darles tiempo de buscar en la lectura un tiempo de diversión y descanso.
Fuente: Agencia Andina