Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Este verano estrena brazos fuertes y tonificados

Estilos de vida

Este verano estrena brazos fuertes y tonificados

Es verdad que trabajar los brazos y reducir la difícil grasa en esta zona es complicado, pero es solo cuestión de hacer unas pequeñas modificaciones en nuestras rutinas diarias para ver unos maravillosos progresos.

Primero: esa grasa acumulada en los brazos se debe seguramente a un aumento en el peso, así que, si no cambiamos la rutina alimentaria, esos brazos no se reducirán. Primera conclusión, para reducir la grasa de tus brazos, tendrás que comenzar a bajar de peso, no hay tal cosa como reducción de grasa localizada.

Segundo: hablemos de la alimentación, porque tendremos que cambiar la rutina sí o sí. Empieza a consumir frutas, verduras y carnes magras, reduce los azúcares y el exceso de sal en tus comidas. Incluye en tu dieta diaria cereales y fibra, además en lugar de comer solo tres veces al día aumenta dos meriendas ligeras y reduce las porciones.

¿Quieres un incentivo? Nada mejor que ver los resultados después de un par de semanas. Si quieres ve tomándote fotos semanales o quincenales de tal manera que puedas ver los cambios.

Tercero: esta parte tal vez no guste a muchas pero es importante realizar alguna actividad física que ayude a tus músculos a tonificarse mientras van reduciendo en grasa. Para comenzar podrías agregar una rutina de 30 minutos de caminata durante la hora del almuerzo o si puedes incluirla en tu rutina diaria al inicio o final del día, mucho mejor.

Finalmente, además de los ejercicios de cardio, cuando veas que comienzas a bajar de peso, deberás comenzar a realizar ejercicios con pesas para lograr tonificar y fortalecer los brazos a medida que vas reduciendo la grasa. ¡Ojo! No necesitas comprar pesas e implementos extraños, para comenzar puedes usar algunas pesas caseras como: latas de leche o botellas con agua.