Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Estos alimentos pueden reemplazar a la carne en tus platos favoritos

Estilos de vida

Estos alimentos pueden reemplazar a la carne en tus platos favoritos

2017-09-15 12:27:00

Si por alguna razón debes comenzar a cambiar tu régimen de alimentación y sustituir la carne en tus platos diarios, no te preocupes, porque casi cualquier cosa que acostumbrabas a comer se puede hacer con ingredientes de origen vegetal, incluso platos como, las hamburguesas, albóndigas y comidas crujientes.

Sólo se necesita un poco de imaginación, un poco de creatividad y el beneficio de algunos consejos y pautas para ayudarte a crear deliciosas versiones veganas:

1. Tofu, Tempeh, Seitán, y Proteína vegetal texturizada (PVT)

Tanto el tofu, tempeh, seitán y la PVT tienen origen vegetal. El tofu y la PVT o proteína vegetal texturizada, están hechas de soja; mientras que el seitán está hecho de gluten de trigo. La carne en cualquier receta se puede reemplazar por una de estas opciones a base de plantas.

El tofu es un buen sustituto para el pollo, así que, si lo deseas lo puedes preparar como crujientes nuggets de tofu, chuletas marroquíes en una salsa de limón-oliva, o picado en trozos para la comida china, en platos como el Kung Pao tofu. El tempeh es maravilloso para platos de pescado, ya que tiene una textura escamosa. Pruébalo en tus imitaciones de los pasteles de “Cangrejo” o haz imitaciones de filetes de “pescado” con él. También se puede moler para reemplazar a la carne molida en albóndigas o tacos.

La PVT viene en todas las formas y tamaños y puede sustituir a cualquier carne, incluyendo carne de res molida. Pruébalo en una ensalada con arándanos y pistachos o en tacos sin carne. El seitán se puede aromatizar para que tenga exactamente el mismo sabor que la carne de res o de cerdo. No vas a creer la delicia que puedes tener con un plato de costillas de seitán a la parrilla.

2. Champiñones

Cuando quieras ese sabor a carne, los champiñones pueden ser tu mejor opción. Su sabor es rico, terroso y parecido a la carne, especialmente los champiñones Crimini o Portobello. Son saludables y pueden reemplazar la carne en cualquier receta. Una forma de disfrutar estos champiñones es saltearlos en mantequilla vegana y agregarles tomillo, pimienta negra y vinagre balsámico.

Los puedes servir con polenta, o como wrap. Intenta preparar un Stroganoff de champiñones o una hamburguesa vegetariana. Impresiona a tus invitados sirviéndoles Champiñones rellenos con nueces y una pascualina de Portobello.

3. Jaca

Si todavía no has probado la jaca, necesitas salir y conseguir un poco. Técnicamente, la jaca es una fruta, pero increíblemente, puede sustituir a la carne en platos salados. La puedes comprar entera o cortada en lata. La Jaca tiene un sabor dulce muy ligero, así que se puede utilizar para cocinar un delicioso y llenador sándwich de queso. La jaca es perfecta para sándwiches de barbacoa, salteados, o cualquier plato que utilice carne de res, pollo, o cerdo. Además, en ocasiones esta fruta al licuarla, puede llegar a tomar el sabor de varias frutas a la vez.

4. Berenjena

Cuando alguien se convierte en vegetariano, la berenjena es probablemente el primer vegetal que viene a la mente, pero se puede hacer mucho más con ella que sólo una parmigiana. La berenjena tiene un sabor carnoso, rico y es muy versátil. Si piensas que no eres un fan de la berenjena, pruébala en hamburguesas de berenjena y cambiarás de opinión. Otras formas deliciosas para comer berenjena incluyen; las albóndigas de berenjenas rellenas con mozzarella, berenjenas fritas con salsa marinara y fideos de berenjenas en espirales.

5. Lentejas

Las lentejas han sido siempre un sustituto de la carne desde el comienzo del veganismo. Las lentejas son abundantes y pueden sustituir a la carne molida con facilidad. Vienen en una variedad de colores como el verde, rojo, marrón y negro. Se cocinan rápidamente, son de bajo costo y una pequeña cantidad te lleva un largo camino. Recetas imperdibles para probar son las hamburguesas de lentejas rojas con pesto, albóndigas de lentejas, tacos dobles de lentejas y guiso de lentejas.

6. Frijoles y Legumbres

Los frijoles y las legumbres son increíbles, además de ser baratos, saludables, abundantes y hay muchos para elegir: frijoles negros, frijoles rojos, frijoles pintos, frijoles azuki o adzuki, garbanzos y guisantes de ojo negro, por nombrar sólo algunos. Los frijoles sirven para preparar sopas sustanciosas, guisos y chiles. Los frijoles y las legumbres pueden sustituir a la carne para cocinar unas increíbles hamburguesas Hoisin con Frijoles Negros, embutidos italianos de frijoles, o una ensalada hecha de garbanzos.

7. Coliflor

Cuando condimentas la coliflor y la cocinas bien, puede ser la estrella de cualquier plato. Puede sustituir el pollo como en los platos asiáticos; por ejemplo, la Coliflor a la Manchuriae. Si cortas la coliflor en filetes, puedes crear una increíble Piccata. También se puede preparar masa de pizza de coliflor y un mil de opciones más.

8. Papas

Las papas no son sólo para las guarniciones. Pueden ser el ingrediente principal en muchos platos. Ya sea asadas, hervidas, horneadas, en puré, o fritas, las papas son siempre un favorito. Comienza tu comida con una crema de papas y sopa de coliflor. Prepara hamburguesas Musaka con salsa de queso y bechamel.

9. Remolacha

Las remolachas son los dulces de la naturaleza. Son dulces, deliciosas y perfectas para las ensaladas, pero tienen otro lado más desconocido. Las remolachas también son terrosas y funcionan bien en platos salados, especialmente asadas con sésamo y vegetales.

10. Frutos Secos

Los frutos secos no son vegetales, pero pueden ser usados para hacer queso vegano y para reemplazar la carne en tu cocina. Los frutos secos pueden ser increíblemente “carnosos” y pueden usarse para preparar un pastel de “carne”, abundante y rico para la cena. Los frutos secos se agregan a menudo a las hamburguesas vegetarianas para añadir “carnosidad”.

Si necesitas sustituir la carne en tu dieta, aquí te estamos dejando algunas opciones. Solo deja de pensar en las verduras como acompañamientos y úsalas como platos principales. Con todas las sustanciosas recetas que se pueden crear, no hay manera de que extrañes a la carne.