Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Estos son algunos errores que debes evitar cuando te bañas

Estilos de vida

Estos son algunos errores que debes evitar cuando te bañas

2017-11-28 12:38:09

Los dermatólogos revelan los errores más comunes que cometemos mientras tomamos la ducha. Aquí, te mostramos la manera más eficiente para bañarnos y quedar más limpios y saludables.

1. ¿Te frotas el cuero cabelludo con las uñas?
Un buen masaje al cuero cabelludo puede sentirse refrescante, pero en realidad estás haciendo más daño que bien si usas tus uñas. Las uñas pueden arañar el cuero cabelludo e incluso causar descamación, por ello es mejor utilizar las yemas de los dedos para crear espuma. También es importante evitar agresivamente frotar mechones de cabello entre las manos, lo que puede dañarlo y causar que se partan las puntas.

2. No uses jabón sin hidratante
Algunos jabones antibacterianos sin hidratante pueden resecar la piel. De preferencia, es mejor buscar jabones con ácido esteárico.

3. ¿Tu ducha es demasiado caliente y demasiado larga?
Nadie te pide que tomes una ducha fría en el medio del invierno, pero no tomes una ducha muy caliente, tampoco. El agua caliente quita los aceites naturales y los lípidos de la piel que ayudan a atrapar el agua para mantenerla húmeda e hidratada.

4. No acondicionas tu cuero cabelludo
La mayoría de las personas se concentran en extender el acondicionador en todo el cabello. Pero lo que se recomienda es acondicionar toda la longitud del cabello, desde la raíz hasta la punta. El acondicionador hidrata la piel del cuero cabelludo, lo que ayuda a prevenir la picazón y descamación.

5. Cuidado cuando frotas tu cuerpo durante el lavado
La gente es demasiado agresiva cuando utiliza toallas para limpiar la piel. Estas son terribles para la piel porque son ásperas y pueden quitar la barrera protectora natural de la piel. Por eso se recomienda un paño de algodón de bebé; deslizándolo suavemente sobre la piel con un mínimo de frotamiento. Aunque usar la propia mano es lo suficientemente bueno, pero también puedes usar una esponja o paño para limpiar y evitar la acumulación de bacterias.

6. Una afeitadora con demasiadas cuchillas
Una maquinilla de afeitar de cuatro o cinco cuchillas podría dar un afeitado cercano, pero también puede dañar tu piel. Cuando utilizas las rasuradoras, lastimas tu piel, entonces cuanto más cuchillas tenga peor será el daño. Para minimizar el trauma, una máquina de afeitar simple de una o dos cuchillas es ideal. Hay que asegurarse de mover la navaja hacia abajo y lejos de ti, no hacia arriba. Afeitarse significa que vas contra el grano, lo que hace más probable que te cortes. Además, esto también inflama el folículo piloso, causando golpes de la maquinilla de afeitar. Asegúrate siempre de que el área esté bien lubricada con jabón o crema de afeitar para el afeitado más suave y seguro.

7. No te enjuagas lo suficientemente bien
Es importante asegurarse de que todos los productos de jabón y cabello se enjuagan completamente, si te dejas el producto puede conducir a la irritación de la piel y los poros obstruidos, que pueden causar acné. Para prevenir las espinillas en la espalda, debes enjuagar el cabello con la cabeza inclinada hacia un lado, de esta manera el champú y el acondicionador no se quedarán en tu espalda.

8. Espera para aplicar la loción
El mejor momento para hidratar es tan pronto como termines de dar palmadas en seco, cuando tu piel todavía está húmeda. Aprovecha el calor ambiental de la ducha y la humedad en el baño para ponerte la crema hidratante.