Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Factores que afectan rendimiento escolar en adolescentes

Estilos de vida

Factores que afectan rendimiento escolar en adolescentes

La adolescencia es una etapa complicada para cualquier persona, puesto que en este momento se afianza entre otras características la personalidad de cada uno. Muchas veces es en este periodo en el que varía el rendimiento escolar de los jóvenes, el cual se vuelva en un descenso académico debido a muchos factores que causan gran preocupación entre los padres.

Ante esta situación, los expertos de Ediciones Corefo recomiendan aplicar planes de prevención que contemplen los factores que afectan el rendimiento escolar en los adolescentes, tales como:

Desarrollo físico

Los adolescentes tempranos (púberes) comienzan a notarse diferentes, se vuelven más lentos y su proceso de sueño cambia, por lo que su adhesión a la rutina les es más complejo y en los horarios educativos suelen “despertar” con tardanza.

Desarrollo emocional

El descubrir de su sexualidad, la afirmación de su género, el enamoramiento, entre otros son algunos de los picos y declives emotivos que presenta un estudiante en esta etapa. Por tanto, su foco de atención suele dirigirse a estos temas que surgen como dudas existenciales.

El medio social que en casos de bullying, por ejemplo, genera temor por asistir al colegio o ansiedad durante las clases, dificultándoles la concentración, o incluso ocasionando depresión.

Otros factores son las malas influencias, que condicionan al adolescente a realizar actos rebeldes para ser aceptado; y las distracciones, por el mal uso de su tiempo, que generan retrasos, procrastinación y desorientación.

Algunos trastornos del aprendizaje como la dislexia, discalculia, dislalia, disgrafía, etc. los cuales pueden superarse o mejorar con terapias. En este caso, tanto padres como asesores educativos deben corroborar el cumplimiento de la malla curricular asignada y considerar los chequeos auditivos y de visión con periodicidad.

Las relaciones familiares influyen como un agente emocional agregado e innvolucran desde el desequilibrio empático (propio de la edad) entre padres e hijos, hasta la separación, divorcio o los problemas entre los padres que colocan al adolescente en medio, desestabilizándolo. Por otro lado las exigencias de estos por altos logros académicos pueden inducir al estudiante a cuadros de ansiedad, estrés o depresión lo que desembocará en un resultado contrario.

También es necesario considerar la relación de los adolescentes y sus docentes, ya que la empatía y el buen clima es un rol preponderante que beneficia en ambos sentidos. Que el alumno se sienta identificado con su profesor potenciará el nivel de atención que este ponga en clases.