Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / La razón científica del por qué debes echar siempre sal a la pasta

Estilos de vida

La razón científica del por qué debes echar siempre sal a la pasta

2017-08-17 09:09:47

¡Siempre revisa las instrucciones en la caja!. No, en serio, comprueba el lado de la caja o de la bolsa (cualquier sea el envase) con las recomendaciones. Esta regla la debes aplicar para cualquier caja o bolsa de pasta que tengas en tu alacena de la cocina. Seguramente dirá: “agregar sal al gusto” ahí justo en la preparación de la cocción. Si alguna variación de esa frase no está presente en la caja, entonces deséchala inmediatamente ya que debe tener algo mal. (Lo de tirar lo decimos en forma figurativamente, la comida no se bota.)

Si eres de los que les encanta fabricar su propia pasta, entonces la adición de sal al agua de pasta es un hecho, pero ¿qué es exactamente lo que hace? La sabiduría convencional, supuestamente “científica”, dice que al agregar la sal al agua, modificarás su composición química y harás que está hierva más rápido.

Mientras que la primera mitad de la teoría es correcta (la composición química cambia), la segunda mitad no suena real, técnicamente. Lo que si resulta es que la adición de sal en el agua, en realidad aumenta ligeramente el punto de ebullición de esta. Sin embargo, esto no significa que tu noche de lasaña va a ser retrasada, no es tanto así.

Dependiendo del tamaño de la olla, la cantidad de agua servida, y la cantidad de sal añadida (dentro de la razón), el punto de ebullición del agua se elevará de uno a cuatro grados Fahrenheit, dos grados Centígrados. El porcentaje de temperatura es bastante insignificante, pero si el agua salada será un poco más caliente con la sal añadida; entonces, la pasta deberá pasar menos tiempo hirviendo, así que tendrías que vigilar el punto perfecto en el que lo deseas.

Así que si la diferencia es minúscula, ¿vale la pena? Sí, aunque el método es ligero en los beneficios científicos, será, simple y llanamente, hacer una pasta más sabrosa. Además, incluso después que la pasta se pase por el colador, el agua de pasta salada se puede utilizar para agregar sabor y espesar tu salsa.

La clave: Debe hacerse en el punto de ebullición.