Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / La verdad sobre los controles remotos de TV hará que nunca quieras volver a tocar uno

Estilos de vida

La verdad sobre los controles remotos de TV hará que nunca quieras volver a tocar uno

¿Podrías enfermarte solo por cambiar el canal? ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste el control remoto de tu televisor?

Estás son dos sencillas preguntas que es necesario hacernos antes de leer este interesante artículo publicado en Reader’s Digest. Cuando piensas en lugares llenos de gérmenes en tu hogar, seguramente los primeros que llenan tu mente serían la cocina o el baño. Sin embargo, uno de los principales culpables de recolección de basura está al acecho ahí cerquita, solo en tu sala de televisión.

En realidad si, tu control remoto es probablemente un importante centro de gérmenes, ya que es muy probable que este aparato electrónico entre en contacto con diferentes manos al menos una vez al día. El control remoto cae al suelo, rebota alrededor del sofá y acumula polvo detrás de tu televisor. A esto se añade el hecho de que, si comes frente al televisor, estás tocando el control remoto con las manos sucias y pegajosas. Aumentando aún más el factor germicida, considera que tu control remoto probablemente ha sido estornudado, tocado con manos semi-limpias, pisado, y ensuciado de mil formas distintas… ¿entendiste el mensaje?

Otro factor que contribuye es el hecho de que este dispositivo se ensucia y no siempre se limpia. Piénsalo: ¿cuándo fue la última vez que limpiaste el control remoto de tu televisor? Si lo hiciste, probablemente hayas notado que conseguirlo realmente limpio no fue una tarea fácil. Los mandos a distancia están llenos de pequeños rincones y grietas alrededor de los botones, lo que hace que limpiarlos sea un desafío.

Y eso es solo en tu hogar. Cuando viajas, querrás ser aún más cauteloso al tocar el control remoto, ya que los controles remotos de TV son uno de los artículos más sucios en las habitaciones de hotel, de lejos. Ya que tu no sabes nada sobre los hábitos de limpieza de los huéspedes anteriores del hotel, y probablemente no quieras descubrir lo sencillo que puede ser llegar a enfermarte.

Pero, que no cunda el pánico, en tu hogar se solucionará con una limpieza profunda, sin embargo, en los hoteles posiblemente prefieras evitar el control remoto.