Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¡Llegó la primavera y con ella las fresas! Con los mejores consejos nutritivos y cosméticos

Estilos de vida

¡Llegó la primavera y con ella las fresas! Con los mejores consejos nutritivos y cosméticos

2017-09-29 12:51:00

Las fresas están entre las frutas más esperadas en temporada de primavera no solo por sus beneficios nutricionales sino también por los múltiples usos que se le pueden dar tanto en la gastronomía como en la cosmética. Por sus altos niveles de vitamina C, fibra, ácido fólico y potasio, es perfecta para que la comiences a agregar en tu dieta diaria.

Sin embargo, uno de los mayores problemas que también enfrentamos será el alto grado de calor y la humedad, que harán que se deteriore con facilidad debido a su estructura delicada, tierna y poco consistente, además de por su alto contenido en agua (el 90% de su peso es agua). Al ser un alimento muy sensible y perecedero, al comprarlo hay que fijarse en que sean piezas brillantes y de apariencia fresca. Además, también debes tener cuidado de los hongos.

¿Qué hacer para conservar bien las fresas?

Primero, la conservación de las fresas comienza por la selección que hagas de ellas. Al comprarlas debes seleccionar las que tengan un color brillante, huelan fresco y tengan los tallos verdes. Además, deberás comprarla en la cantidad exacta que consumirás en el corto plazo, de lo contrario se perderán. Además, evita las que tengan un color pálido o alguna parte verde o blanca, estén dañadas o tengan los tallos secos.

Cuando llegues a casa sigue estos tres pasos para conservarla de la mejor manera:

1. No las laves si no las vas a comer. Debes evitar la humedad y que se estropeen con moho. Si las vas a guardar que sea en un recipiente donde no estén aplastadas.

2. Siempre deja los tallos, ya que estos ayudarán a que se conserve por más tiempo.

3. Aunque ya te dijimos que al momento de la compra consigas las fresas más frescas, siempre habrá una que otra que se estropeará en el viaje a casa.

4. No las manipules demasiado ni las expongas al calor, ya que este acelera su deterioro.

5. ¿Al refrigerador o no? En realidad depende del momento en que las vas a comer. Si las vas a consumir inmediatamente solo colócalas en un lugar fresco y oscuro. Si tienes que guardarlas, entonces, utiliza el cajón del refrigerador donde no se secarán. Pueden dejarse en su envase original, que en la mayoría de los casos ya viene con agujeros para impedir que aparezca moho. En estas condiciones pueden llegar a durar de cuatro a cinco días.

6. ¡Congélalas! Si piensas utilizarlas luego de un tiempo, entonces es mejor guardar en la congeladora. Primero, lávalas con cuidado, escurre el exceso de agua y sécalas con el papel absorbente. Puedes congelarlas enteras, cortadas o trituradas, pero es enteras como conservarán sus niveles de vitaminas.

Mascarilla de fresa (receta básica)
Esta es una mascarilla simple, astringente, buenísima para las pieles grasas. Basta aplastar algunas fresas maduras, no demasiado, el puré debe tener cierto espesor para mantenerse en el rostro y el cuello cuando se aplique durante 15 minutos. Luego, lava con agua fría y seca con una toalla limpia. Repite este proceso dos veces por semana. Los resultados comenzarán a ser visibles a partir de los 3 meses aproximadamente.

Mascarilla de miel y fresas
La mascarilla de miel y fresas sigue los mismos pasos de la receta básica, pero se le incorpora al puré un poco de miel, haciendo una mezcla suave. Luego se aplica uniformemente por todo el rostro usando los dedos. Debes recostarte y relajarte durante 15-20 minutos.
Al final, lava la cara con agua tibia primero y luego con agua fría. Seca bien con una toalla limpia.

Mascarilla de fresa y maicena
La mascarilla de fresa y maicena ayuda a eliminar ciertas impurezas y la grasa excedente. En una batidora debes poner ½ taza de fresas maduras y ¼ taza de maicena. Luego bate bien hasta que tenga la consistencia necesaria para aplicar en la cara.
Recuéstate por media hora. Finalmente, lava bien el rostro con abundante agua fresca fría.