Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / LOS ERRORES MÁS COMUNES POR LOS QUE NO CONSIGUES TENER UN ABDOMEN PLANO

Estilos de vida

LOS ERRORES MÁS COMUNES POR LOS QUE NO CONSIGUES TENER UN ABDOMEN PLANO

Una de las zonas del cuerpo más difícil de modelar para hombre y mujeres es la parte del abdomen. El six pack soñado para muchos se ha vuelto algo imposible, que solo las estrellas de televisión llegan a conseguir.

¿Pero te has puesto a pensar qué estás haciendo mal? A continuación te mencionaremos algunos errores frecuentes que no te permiten cumplir tus objetivos:

Dejas los abdominales para el final
Realizas rutinas extenuantes que comprenden correr media hora, luego trabajas la parte baja de tu cuerpo y dejas para el último los ejercicios para el abdomen. Esta es una de las razones por las cuales no ves mejorías. Cambia tu plan de entrenamiento y dedícale un día exclusivo a los ejercicios para esta zona sin dejar de lado el cardio y verás los resultados más rápido

Tu rutina siempre es la misma
La idea de hacer ejercicios es cambiar las rutinas con el paso del tiempo, ya que tu cuerpo te exigirá nuevos retos. Con variar el número de repeticiones o peso verás mejoría en tu estado físico, evita caer en el confort y siempre busca nuevas formas de ejercitarte.

No trabajas todos los músculos
La zona abdominal abarca un conjunto de músculos más allá del six pack que todo el mundo busca marcar, es necesario conocer y trabajar los oblicuos, los abdominales inferiores, los serratos y la espalda para conseguir el ansiado abdomen definido.

No tomas descansos
La obsesión por trabajar esa zona, hace que sobrecargues tus rutinas con ejercicios para ese lugar en específico, por ello es recomendable dividir el calendario en otras partes del cuerpo y trabajar el abdomen máximo cuatro veces por semana.

No te preocupas por tu alimentación
Para logar el abdomen definido, el trabajo en el gimnasio resulta ser solo un 25% y el resto son los nutrientes que obtienes de cada comida. Recuerda que debes tener un índice de masa corporal suficientemente bajo para que los oblicuos y abdominales tomen forma. En el caso de cuerpos muy delgados revisar la cantidad de proteínas suficientes que necesitas para darle forma a estos músculos.