Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Perder peso puede ocasionar dolores de cabeza

Estilos de vida

Perder peso puede ocasionar dolores de cabeza

2017-11-28 22:01:37

¿Sabías que los dolores de cabeza pueden ser un doloroso efecto secundario de tus esfuerzos por adelgazar? A continuación te detallamos cómo reducir la gravedad y la frecuencia de los dolores de cabeza por pérdida de peso.

¿Cuál es la conexión entre la pérdida de peso y los dolores de cabeza?

Perder peso puede ser tan doloroso como para provocarte de un terrible dolor de cabeza. Según un estudio de National Headache Foundation, los problemas relacionados con la dieta vienen a ser el 30 por ciento de las causas de todas las migrañas (y también pueden afectar los tipos menos graves de dolores de cabeza).

Desde episodios por baja azúcar en la sangre hasta la abstinencia de la cafeína, los muchos ajustes sutiles de la dieta que hacemos mientras tratamos de adelgazar pueden provocar una gran punzada. He aquí por qué las dietas te hacen doler la cabeza y aliviar el dolor.

1. Cuidado con reducir demasiado el nivel de calorías
Espaciar demasiado las comidas o comer a intervalos irregulares puede provocar un descenso en los niveles de azúcar en la sangre, lo que esencialmente puede llevar al cuerpo al “modo de inanición”. Esto desencadena una respuesta del cuerpo al estrés (no recibir alimentos ¡a tiempo es muy estresante para tu cuerpo!), y puede provocar dolores de cabeza. Una vez que te alimentes, el dolor de cabeza, junto con otros síntomas como debilidad, temblores y poca energía, desaparecerán.

Consejo: No esperes más de cuatro horas entre comidas.

2. Mantente hidratado
La deshidratación es un desencadenante común de la pérdida de peso. Los expertos no saben exactamente por qué, pero sospechan que podría tener que ver con el estrechamiento de los vasos sanguíneos en el cerebro, que también reduce el suministro de sangre y oxígeno al cerebro. No obtener suficientes electrolitos también puede contribuir a los dolores de cabeza por deshidratación. Además de causar dolores de cabeza, deshidratarse realmente puede socavar tus esfuerzos para perder peso.

Consejo: Bebe agua o té con frecuencia. Toma un vaso de agua con cada comida y entre comidas.

3. Evita los edulcorantes artificiales
Según un estudio en la Universidad de Washington, Seattle, algunas personas pueden ser particularmente sensibles al aspartamo, lo que puede provocar dolores de cabeza. El aspartame puede estar en bebidas dietéticas y alimentos.

Consejo: Considere usar miel en tu té o café.

4. Corta la cafeína lentamente
Si el café como parte de tu plan de adelgazamiento, es posible que estés pasando por la extracción de cafeína. De acuerdo con CNN Health, los expertos estiman que aproximadamente la mitad de las personas que reducen el consumo de cafeína experimentan dolores de cabeza y otros síntomas desagradables.

Consejo: No corte la cafeína en frío. Intenta disminuir gradualmente el consumo de cafeína.

5. Relájate para aliviar el estrés
El estrés no solo puede provocar compulsiones alimenticias o dificultar el cumplimiento de una dieta, sino que también puede provocar dolores de cabeza. Cuando estás bajo presión, tu cuerpo libera una ráfaga de sustancias químicas como la adrenalina o el cortisol en respuesta al estrés.

Consejo: Trata de evitar que la pérdida de peso sea una fuente de estrés

6. Ejercicio a un ritmo razonable
Si eres nuevo en el ejercicio o te esfuerzas más de lo normal, es posible que experimentes dolor de cabeza por el ejercicio.

Consejo: Siempre calienta antes de un ejercicio para facilitar el movimiento de tu cuerpo y no te esfuerces demasiado.