Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Reduce y tonifica tu abdomen en pocos pasos

Estilos de vida

Reduce y tonifica tu abdomen en pocos pasos

2017-09-29 15:13:00

Seguramente piensas que observando tu abdomen descubrirás si has reducido o aumentado de peso y medidas, pero esto no es así. Cuando estás bajo algún régimen de alimentación y ejercicio con el fin de bajar de peso, es el cuerpo el que define cuales serán las zonas que se verán reducidas y no necesariamente será la zona abdominal.

Sin embargo, debido a que la piel es el órgano más grande del cuerpo y se encarga de protegerlo, no debemos olvidar que es muy importante nutrirla y cuidarla. Cuando pierdes peso rápidamente se puede formar flacidez abdominal, debido a la disminución de colágeno y elastina en la piel.

Es entonces, cuando obtener un abdomen firme nos puede llevar a la frustración si no adoptamos los hábitos correctos y practicamos la rutina adecuada.

1. Cambia tu forma de alimentación. Olvídate de las 3 comidas y prepara un menú de entre 5 a 6 comidas para todo el día. Olvídate de los antojos y opta por los alimentos naturales, nada de harinas procesadas, azúcar y alcohol.

2. Los carbohidratos son solo para las primeras horas del día e intenta consumir aquellos que son complejos como; frutas, vegetales, frutos secos, y cereales como la avena, quinua y arroz integral. Aumenta la ingesta de proteína; será genial para tener tus músculos en forma.

3. A comer más fibra. El bajo consumo de fibras aumenta el riesgo de tener distensión abdominal (vientre hinchado), lo que podría aumentar kilos en la parte media del cuerpo. Entre los beneficios de consumir más fibra es que conseguirás tener la sensación de saciedad, evitarás el estreñimiento y te ayudará para una digestión sana.

4. Aliméntate entre comidas: que tus snacks de media mañana y media tarde sean frutos secos, yogur natural y huevo duro; y otras comidas similares.

5. Mantente hidratado: el agua es un alimento que no aporta calorías y su función es, además de hidratar, facilitar, intervenir y agilizar los procesos metabólicos del organismo. Toma agua de acuerdo a la cantidad de actividad que realizas durante el día.

Y si estás realizando alguna actividad física toma en cuenta lo siguiente:

6. Acompaña tu rutina con ejercicios cardiovasculares entre 3 a 4 veces por semana, y súmale los ejercicios abdominales.

7. Combina tus ejercicios: en la variedad está el gusto y el progreso, sino el cuerpo se acostumbra y ya no reacciona.

8. Realiza abdominales sencillos para mantener activos nuestros músculos centrales. Hacer abdominales fortalece la parte frontal y lateral de tu abdomen. Practícalo comenzando con 15 series de 3 repeticiones de manera interdiaria.

9. Come proteína después de entrenar, puede ser un batido que te ayudará a mantenerte hidratado y además te ayudará a aplanar tu estómago.