Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¿Sabes por qué ganas peso a medida que envejeces? Aquí te lo contamos

Estilos de vida

¿Sabes por qué ganas peso a medida que envejeces? Aquí te lo contamos

2017-11-21 09:19:35

El secreto detrás de tu aumento de peso, revelado-plus, lo que puedes hacer para evitarlo.

Seguramente estás pensando en cómo recuperar el metabolismo que tenías a los 25 años. En realidad, aunque este deseo no sea posible, lo bueno es que en realidad, no es culpa ni de tus hábitos alimenticios ni del estilo de vida que llevas. Entre las muchas razones por las que esos kilitos de más se van acumulando a medida que pasan los años, incluidas las hormonas, la falta de sueño y un estilo de vida más sedentario, la explicación importante es un poco más sorprendente: ¡la pérdida muscular!

Lo que sucede es que la masa muscular se comienza a reducir alrededor de los 30 años, y ese descenso (llamado sarcopenia) se acelera alrededor de los 40 años, según la Dra. Caroline Apovian, Directora del Centro de Nutrición y Control de Peso del Boston Medical Center, profesora de la Universidad de Boston Escuela de Medicina, y el vicepresidente de la Sociedad de Obesidad. Afortunadamente, la sarcopenia no es nada por lo que preocuparse; les sucede a todos a medida que envejecen.

Sin embargo, “a menos que se haga algo para proteger activamente y acumular esa masa muscular, nuestros cuerpos requerirán menos calorías, nuestros metabolismos se ralentizarán y el músculo perdido será reemplazado por grasa”, dijo el Dr. Apovian. Por lo tanto, esta sería la principal razón para el terrible aumento de peso.

Así que, aumentar algunos kilitos de más a medida que envejeces es completamente natural. Pero si quieres mantenerte en un peso ideal, los expertos tienen algunas sugerencias.

1. Levantamiento de pesas al menos dos veces por semana.
2. Dormir lo suficiente (la National Sleep Foundation recomienda entre siete y nueve horas para adultos).
3. Comer una dieta rica en proteínas magras puede prevenir la sarcopenia.

¡Y trata de no saltarte las comidas!

“Comer con regularidad te ayudará a mantenerte energizado para tu entrenamiento de fuerza, mantendrá tu metabolismo avivado y te ayudará a controlar el impulso de comer en exceso”, dijo Jaclyn London, MS, RD, CDN, Director de Nutrición del Good Housekeeping Institute.

Y recuerda que siempre es mejor visitar a un especialista de la salud y la nutrición.