Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Ser cliente asidua en el salón de belleza podría ser fatal

Estilos de vida

Ser cliente asidua en el salón de belleza podría ser fatal

2017-08-31 09:38:00

¿Te preocupaste por el titular? ¿Sí? ¿No? Nada como un salón de belleza para situaciones dramáticas; por un lado, están esas tijeras filosas, luego las cuchillas y las máquinas que a más de alguna peluquera se le ha ido de las manos y hemos acabado con esos cortes de pelo que solo eran un “córtame las puntas” para terminar con un look a lo Kristen Stewart 2017. Pero nunca, nunca esperarías que fuera un lugar donde encontrar la muerte.

La enfermedad mortal que se encuentra dentro de los salones es conocida comúnmente como ‘síndrome del salón de belleza’, una extraña patología que provoca daños en la arteria del cuello durante el lavado de cabello, el cual puede producir la muerte, producto de un derrame cerebral.

No es ninguna broma. Los primeros casos documentados datan de 1993 y fueron a causa de la posición del cuello en el lavadero, una o más arterias del cuello se cortaron o desgarraron a causa de la hiperextensión de la zona. Cuando una de las arterias cervicales resulta dañada se produce una disección, un daño en el interior del vaso sanguíneo que lleva a un flujo y coagulación anormales, estos coágulos viajan hasta el cerebro, causando la muerte.

Aunque en un primer momento los síntomas puedan ser similares al típico derrame cerebral (entumecimiento, pérdida de equilibrio, dificultad para hablar, debilidad, desmayos, cambio de comportamiento), el síndrome del salón de belleza incluye otros indicadores como mareos e inestabilidad de manos, intensos dolores de cabeza, pérdida de visión o visión borrosa, hinchazón del cuello y cambio en el gusto.

¡Tranquila! Para que este cuadro se presente hay varios factores que deben estar involucrados, según los estudios realizados acerca de esta patología. Por una parte la edad, la aterosclerosis y un revestimiento arterial sensible pueden ser algunos de los detonantes más probables del síndrome, y tener todo esto junto no es tan fácil que ocurra.

Además, pese a que se le denomine así, el síndrome del salón de belleza no se produce únicamente en las peluquerías. Más bien tiene que ver con actividades que requieran extender el cuello o mirar excesivamente hacia arriba durante periodos de tiempo largos.

De todas formas, es bueno que lo sepan, la próxima vez que vayan a la peluquería y pongan su cabeza en el lavadero, sólo tengan cuidado de la posición en la que estarán.

Créditos-Imágenes:

Designed by Freepik