Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / ¿Usas hisopos en los oídos? Mucho cuidado con dañar tu tímpano

Estilos de vida

¿Usas hisopos en los oídos? Mucho cuidado con dañar tu tímpano

2017-09-14 13:08:00

El oído es un área sensible y delicada y, como tal, debes tomar precauciones antes de limpiarlos por ti mismo. Si no se tiene mucho cuidado al limpiarlos, esto puede ocasionar problemas de audición y hasta infecciones.

Si utilizas hisopos de algodón, te comentamos que estos, no son seguros para limpiar tus oídos y los médicos lo prohíben siempre. La realidad es que no deberías meter ningún objeto puntiagudo en tus canales auditivos, ya que existe un peligro real de dañar el tímpano.

El cerumen o cerilla, se produce naturalmente por las glándulas en tus oídos y es saludable tener una cantidad normal de cera presente en el oído. El cerumen tiene propiedades antibacterianas, además sirve como parte del sistema de defensa del cuerpo, limpiando y lubricando los canales de los oídos.

Antes de saber cómo limpiar tus oídos, es importante que sepas cuándo limpiarlos:

- Los oídos se limpian a sí mismos y la suciedad es arrojada hacia las aberturas de la oreja. Cuando la cera se acumula, aquí es cuando es importante limpiar los oídos pero la seguridad debe ser considerada. Así que no debes usar hisopos de algodón.

- El cerumen se produce solamente en la parte exterior del canal auditivo, lejos del tímpano.

- Cuando se producen bloqueos de cera, por lo general es porque la persona ha estado utilizando un hisopo de algodón para “limpiar” su oído. Cuanto más profundo insertes el hisopo, más probabilidades tendrás de sufrir daños o crear una obstrucción.

- Los hisopos no son del todo malos, sin embargo, se pueden utilizar para limpiar de forma segura alrededor del área del oído, sin meterlos en el canal auditivo.

- Para limpiar las cavidades internas del oído, hay una serie de remedios caseros que son seguros y fáciles de realizar.

Métodos caseros de limpieza:

• Solución salina. Es un método simple y eficaz para eliminar la acumulación de cera. Simplemente aplica unas gotas, deja que actúe por un par de minutos y retire el sobrante de la mezcla. Usa agua calentada a temperatura corporal antes de intentar esto.

1. Mezcla una cucharada de sal en medio vaso de agua tibia.
2. Moja un algodón o utiliza un gotero para tomar la solución.
3. Acuéstate de lado y deja caer unas gotas en el interior de tu oído. Permanece en esa posición de 3 a 5 minutos.
4. Repite con el otro oído.
5. Quita el cerumen con un pañuelo o trapo limpio.

• Aceites
Unas gotas de aceite de bebé, aceite mineral o aceite específicamente formulado para la limpieza de la oreja también es seguro y eficaz para la limpieza interior de los conductos del oído.

• Agua oxigenada
Este antiséptico también es efectivo para quitar cerumen.

• Lavado con jeringa
Una solución salina es el enjuague más común y eficaz para este método.

• Ve a un doctor
Si los remedios caseros no han funcionado, deberías ver a un otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta).

Créditos imagen
Designed by Freepik