Estás en: Inicio / Mundo Plus / Estilos de vida / Finanzas personales: Vigila tus finanzas y evita incrementar tus deudas

Estilos de vida

Finanzas personales: Vigila tus finanzas y evita incrementar tus deudas

2017-11-02 08:16:13

A veces no es fácil controlar nuestros gastos y excedemos la cifra lo cual nos puede llevar a estar en rojo en nuestras finanzas. Aquí te daremos algunos consejos que te ayudarán a volver al camino seguro evitando que tus cuentas se vean excedidas nuevamente.

Saliendo de deudas

Lo primero que debes hacer es darte cuenta que estás tocando fondo y que esta situación no puede continuar, y es momento de recuperar el control de tu vida financiera. Así que, comienza a reducir esos “gastos extras”: almuerzos, servicios y los alimentos que sueles comprar. De pronto si deseas salir de deudas más pronto, entonces una opción más sería conseguir un ingreso extra para trabajar durante tus horas libres o el fin de semana.

Otra opción saludable es evitar los lujos innecesarios, por ejemplo; si tu auto está en buen estado y todavía responde a tus necesidades, entonces no necesitas uno nuevo, y menos si tienes deudas encima. Evita estar pagando por artículos o servicios que en realidad no necesitas.

Pero no todas son malas noticias ni sacrificios extremos. Dadas las herramientas, la mayoría de las personas pueden salir de sus deudas. Si bien puede perjudicar a corto plazo, contribuye a un futuro más seguro.

1. Paga la deuda que tenga el interés más alto.
Consulta con un asesor financiero, cuál es la deuda con los intereses más altos y la mejor manera de pagarla reduciendo los montos mensuales.

Si no puede pagar sus tarjetas de crédito directamente, también puedes transferir la deuda a un préstamo bancario o a una tarjeta de crédito de menor interés, o incluso considerar refinanciar tu hipoteca (si la tuvieras).

La regla general es que no debes invertir en estos pagos más del 20 por ciento de tus ingresos después de impuestos: tarjetas de crédito, líneas de crédito y préstamos para automóviles o alquileres.

2. Reducir el tamaño de tu deuda.
Si tienes que rentar un lugar, debes considerar el ingreso total de la familia y todos los otros gastos mensuales que acompañen a esta.

Además, debes considerar si es posible reducir algunos otros gastos como las salidas de fin de semana, compras de artículos que no sean necesarios o los conocidos gastos hormiga.

Otra forma de reducir el tamaño de tu deuda y controlar los gastos podría ser utilizar el método de ahorro japonés llamado Kakebo.