Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / Doce consejos para congelar y descongelar alimentos correctamente

Gastronomía

Doce consejos para congelar y descongelar alimentos correctamente

El congelar los alimentos es una práctica muy recurrente tanto por jóvenes como adulto, el poco tiempo que se tiene para preparar los alimentos obliga a muchos a organizar sus comidas por semanas. Ante esta situación, se debe conocer que este procedimiento para conservar los alimentos a bajas temperaturas hace que se pierdan nutrientes, en especial una parte de las vitaminas de los alimentos.

Las verduras pierden entre un 20 a 25 por ciento de vitaminas y hasta un 10 por ciento de minerales. Uno de los nutrientes más perjudicados es la vitamina C con pérdidas de hasta un 40% y también se queda en el camino un 10% de proteínas, según lo advierte el técnico superior de dietética y coach nutricional Álvaro Vargas en una entrevista con Infosalus.

El especialista, autor de la publicación de ‘A comer se aprende’, un manual en el que señala que hay que tener en cuenta las pérdidas que produce el congelamiento de los alimentos, que son habituales, y la importancia de su adecuada conservación para mantener la mayor cantidad de nutrientes.

A pesar de que señala que es “mucho mejor los alimentos frescos y recién cocidos”, Vargas argumenta que si la congelación se hace adecuadamente es una técnica completamente segura, solo que hay que controlar su calidad, procedencia y cómo ha sido cocina. Por estos motivos hace las siguientes recomendaciones:

1. No hay que meter los alimentos a la refrigeradora estando calientes, puesto que este procedimiento aún caliente puede seguir reproduciendo algunas bacterias. Por ello, hay que dejarlo enfriar a temperatura ambiente y luego congelar.

2. Se debe indicar en la bolsa o taper el contenido y fecha de congelación.

3. No consumir alimentos con más de 3 meses de congelación, porque la pérdida de nutrientes es muy elevada.

4. Hay que separar las raciones según necesidades.

5. No se debe congelar un alimento que haya sido previamente descongelado, salvo que se haya cocinado.

6. Si se queda sin electricidad durante una hora se debe desechar los alimentos del congelador, porque la subida de temperatura hará que aparezcan microorganismos nada recomendables.

7. No congelar en la misma bolsa o taper alimentos crudos de distinta naturaleza, como verduras y carnes, o pescado y carne, pues puede producir una ‘contaminación cruzada’.

8. Hay que usar para cocinar, siempre, lo que tenga más tiempo en el congelador.

9. No descongelar a temperatura ambiente, se debe hacer en la nevera, aunque el proceso sea más lento.

10. Es mejor un descongelado lento en la nevera que un descongelado rápido en el microondas, pero este es mejor que un descongelado a temperatura ambiente.

11. Si se descongela en microondas se debe cocinar el alimento de forma inmediata, para evitar la proliferación de microorganismo rápidamente con ese color y puede ser prejudicial.

12. Descongelar con agua del grifo, aunque tampoco es un método recomendable, siempre se hará con agua fría y no caliente, para evitar la pérdida de proteínas y, en algunos casos, el colágeno de alimentos.