Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / El Durián, la fruta más apestosa del mundo

Gastronomía

El Durián, la fruta más apestosa del mundo

El Durián, la fruta más apestosa del mundo
(Foto: Internet)
El Durián, la fruta más apestosa del mundo
(Foto: Internet)
El Durián, la fruta más apestosa del mundo
(Foto: Internet)
El Durián, la fruta más apestosa del mundo
(Foto: Internet)
El Durián, la fruta más apestosa del mundo
(Foto: Internet)

Las frutas son alimentos que todos los doctores recomiendan consumir diariamente por su alto porcentaje de agua, fibra y nutrientes beneficiosos para la salud. En su mayoría, tienen un buen aspecto tanto por fuera como por dentro, lo cual las hacen atractivas para su consumo.

Pero la naturaleza se olvidó de una, el Durián, considerada la fruta más apestosa del mundo. Esta fruta está cubierta por espina, su tamaño es similar al de una sandía y tiene un sabor frutado, una textura con cierta cremosidad y un final entre amargo y fermentado.
Aunque para muchos su olor maloliente y con mal aspecto podría hacer pensar que es peligroso para la salud, tiene una gran acogida en Malasia e Indonesia. En Tailandia es el “rey de la fruta” y en China su demanda ha crecido exponencialmente.

El durián crece en los árboles conocidos como durio y se encuentra presente en todo el sudeste asiático, aunque es una fruta nativa de Indonesia, Malasia y Brunei. Es una fruta fácil de reconocer, no sólo por su intenso olor, sino por su aspecto.

Esta fruta es utilizada para dar sabor a una serie de platos del sudeste asiático e incluso se usa para hacer dulces tradicionales. También es usado para la medicina tradicional asiática ya que sirve como antiinflamatorio, para bajar la fiebre e incluso como un potente afrodisíaco.

Su olor característico se debe a una mezcla de diferentes productos químicos, alrededor de 50 compuestos en total. Debido a este aroma tan intenso y feo se ha prohibido esta fruta en algunos aeropuertos, hoteles y el transporte público.