Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / Frutas que debes consumir para tener una piel reluciente

Gastronomía

Frutas que debes consumir para tener una piel reluciente

Seguro más de una vez has escuchado que “somos lo que comemos y nuestra piel es reflejo de ello”, por ello, la importancia de tener una dieta saludable, rica en frutas y verduras, ya que esto hará que la piel esté radiante, con lo que podrías ahorrar en ciertos productos de cosmética.

¿ Pilar Vela, Wellthy Expert de Royal Hideaway Sancti Petri, ha realizado un listado de las siete frutas claves que le darán a nuestro rostro un efecto glow increíble, las que te diremos a continuación:

1. Kiwi

Poseen más vitamina C que otras frutas como las naranjas, por ejemplo. Vela explica que “la Vitamina C es la clave para una piel radiante, fortaleciéndola y dotándola de un aspecto más joven, ya que previene el foto-envejecimiento. Conviene ingerir esta fruta por la mañana”, así nos llenaremos de energía y la carga antinflamatoria, antioxidante y antiaging. Para tomarla de una forma más atractiva, lo mejor es hacerla en smoothie con un poco de leche vegetal o té verde.

2. Palta

Hay una clara moda de comer este fruto sobre una tostada sin gluten, de espelta, de trigo sarraceno o de pan de centeno. Miles son las opciones de base, pero el «top» es siempre la palta, una tendencia tan estética como saludable. No solo es delicioso, sino que sus componentes brindan grandes beneficios como la biotina y la Vitamina E, dos esenciales para una piel perfecta. “Permiten proteger de los radicales libres y aportan un aspecto fresco y descansado”, afirma la experta.

3. Limón

El famoso vaso de agua con limón a primera hora de la mañana se volvió viral hace un tiempo, y a diferencia de otros mitos que dicen ser saludables, el limón si lo es y es tremendamente beneficioso y nos ayuda a depurar. Como todos los cítricos, su ácido previene la creación de sebo, lo cual ayuda a las pieles con tendencia al acné.

Además, es positivo para evitar las rojeces, unifica el tono y aclara la piel. “Un licuado con zumo de limón favorecerá nuestra digestión, nos hará sentir más saciados y mejorará la condición de nuestra piel”, sostiene la experta.

4. Fresas

Según recomienda Vela, se puede y debe comer a diariamente por su alto contenido en Vitamina C, pero también en ácido acetilsalicílico, uno de los principales neutralizadores del dolor. Un ácido que, además, se suele usar mucho en cosmética, por ejemplo en los limpiadores faciales para evitar rojeces o inflamaciones, además de que limpia en profundidad. Una razón más que suficiente para ingerir esta fruta que ayuda a prevenir granos, también, sí, y reducir los poros abiertos.

5. Açai

Son muchos los especialistas en el mundo de la piel que llevan años apostando por estas bayas como algo clave para su salud. En diferentes zumos o smoothies, da un sabor delicioso y mejora nuestro estado gracias a su alto grado de Vitaminas A, B, C y E.

Es un poderoso antioxidante que nos ayuda a estar más jóvenes, reparando las células dañadas y optimizando nuestros niveles de hidratación.

6. Pitahaya

Supone una gran fuente rica de antioxidantes y una ayuda para combatir los radicales libres, ralentizando el envejecimiento. “También hace que nuestra piel esté más joven, flexible y firme”, comenta Toñi Leal. Por último, posee capacidades antihistamínicas, ayudando a que nuestro organismo y rostro estén menos congestionados.

7. Coco

Ofrece beneficios tonificantes tanto para la piel como para el cabello e, incluso, las uñas. También es un hidratante natural increíble, acelera la curación de heridas y ayuda a proteger la piel, reduciendo incluso posibles inflamaciones.

“Todos estos pros se deben a su alto contenido en ácidos grasos, el ácido láurico y las vitaminas que contiene, E y K, que ayudan a la regeneración celular, mantienen los niveles de colágeno y aumentan la elasticidad. Es por ello, que el coco en estado puro o la leche de coco, por ejemplo con las frutas anteriormente mencionadas, se convierte en un potente combinado para nuestra piel”, concluye Vela.