Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / Recetas: Postres impresionantes - Créme brulée de naranja y cardamomo

Gastronomía

Recetas: Postres impresionantes - Créme brulée de naranja y cardamomo

2017-09-14 14:26:23

El Créme Brulée es seguramente uno de los postres más pedidos en restaurantes y cafés. Con esta receta de Ximena en Casa, ahora podrás prepararlo cuando quieras.

Créme brulée de naranja y cardamomo

Ingredientes

• ½ litro de crema de leche fresca
• Ralladura de dos naranjas de mesa
• 4 yemas
• 60 gramos de azúcar
• 3 cucharaditas de cardamomo en polvo
• 1 cucharadita de vainilla o vainilla en vaina

Cáscaras de naranja confitada

• 3 naranjas de mesa (bien firmes)
• Agua c/n
• 3 cucharadas de azúcar

• Azúcar blanca al ojo para caramelizar
• Soplete para caramelizar el azúcar

Preparación

Créme brulée

1. Calentar la crema de leche en una olla junto a la ralladura de naranja.
2. En un tazón batir las yemas con azúcar. Agregar el cardamomo en polvo y mezclar.
3. Mezclar con la crema de leche tibia y llevar a fuego medio hasta que espese ligeramente, se le vaya la espuma y esté brillante, sin hervir.
4. Colar inmediatamente y rellenar con una jarrita los moldecitos o ramekines para créme brulée.
5. Poner a baño de María y cocinar a 300°F hasta que estén cuajados, lo cual depende de la altura de los moldes, puede ser de 30 o 45 minutos si son muy altos.
6. Cuando se vea que no se mueve la crema en el centro, se apaga el horno y se deja enfriar sin retirar del horno.
7. Una vez fríos los moldes, se sacan del baño de María, se seca la base de cada moldecito con un secador y se refrigeran por seis horas o hasta el día siguiente.

Para servir

1. Al momento de servir, echar una capa de azúcar blanca delgada sobre cada molde de créme brulée y con el dedo, esparcirla. Debe ser una capa nada más.
2. Con el soplete, caramelizar el azúcar y al enfriarse, quedará crocante.
3. Decorar encima de cada créme brulée con un poco de las cáscaras de naranja confitadas, unas hojas de menta y si tienes unas frambuesas.

Cáscaras de naranja confitadas

1. Usar naranjas de mesa que tengan la piel bien anaranjada y firme (no suave).
2. Con un cuchillo cortar a lo largo de la naranja para lograr pedazos grandes de cáscara de naranja. Luego con el mismo cuchillo sacar la parte blanca de la cáscara porque es amarga.
3. Cortar en tiras delgadas y una vez que tengas bastantes hay que blanquearlas en agua, es decir; ponerlas en una sartén y echarles agua fría y dejar que hierva el agua. Apenas hierva se cambia de agua, se deja hervir y se repite esta acción cinco veces. Al cambiar el agua por sexta vez, se agrega el azúcar.
4. El agua debe cubrir las cáscaras de naranja hasta formar un almíbar que las caramelice. Poner a enfriar sobre un silpat y luego usar.

También se pueden utilizar para rellenar las mousse de chocolate o las tortas.