Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / ¿Se te pasó la sal en la comida? No te preocupes y usa alguno de estos consejos para resolver el problema

Gastronomía

¿Se te pasó la sal en la comida? No te preocupes y usa alguno de estos consejos para resolver el problema

2017-09-22 17:21:00

Los accidentes suceden, no importa si eres un cocinero con muchas horas de experiencia o uno espontáneo. Hay momentos en que la suerte no está con nosotros y nos juega malas pasadas, como por ejemplo; cuando vamos a echar la sal a las comidas, por ahí aliñamos dos veces sin probar, o cae más de lo que queríamos de sal o simplemente “errar es humano”. Igual el resultado de este inconveniente será una comida más salada de lo deseado. Entonces, ¿Qué hacer? Bueno, en primer lugar no todo está perdido y obviamente lo último que queremos es desechar la comida. Con estos consejos aprende a rescatar ese plato especial:

1. Puedes usar algún ingrediente ácido

Una cucharada de algo ácido, como jugo de limón, mostaza Dijon o vinagre blanca sirve para contrarrestar el sabor de lo salado. Lo importante es tener cuidado y que no se te pase la mano con lo ácido también.

2. Utiliza pan

Para una salsa muy salada, una buena solución es remojar un pan viejo en ella por unos minutos para que la absorba.

3. Prueba con ingredientes con almidón

Los almidones como el arroz, la pasta o la quinoa absorben la sal. Por ejemplo, si estás haciendo o sopa, añadirle una patata es una buena solución.

4. Ponle palta

La palta, y otros alimentos cremosos como la leche de coco, crema espesa, ricotta o crema ácida, cambian como se percibe el sabor de la comida gracias a su textura.

5. Combate la sal con aliños dulces

Pero que no vaya a ser sal, por supuesto. El azúcar, miel y especies, o bien la cebolla y ajo compensan el sabor de lo salado.

6. Si quieres recuperar tu ensalada, entonces sumérgela en agua

Puede que sea raro enjuagar tu ensalada después de aliñarla, pero si hace que te la puedas comer sin maldecir lo salada que te quedó a cada momento, es una victoria.

7. Más agua al caldo

También puedes añadir un poco de agua a una salsa o caldo para balancear su sabor. Es un poco obvio, pero funciona.