Estás en: Inicio / Mundo Plus / Gastronomía / Té de orégano: beneficios de tomar esta bebida

Gastronomía

Té de orégano: beneficios de tomar esta bebida

Además de sus propiedades antiinflamatorias, es bueno para las enfermedades respiratorias.

El té de orégano es una de las infusiones con mayores beneficios para la salud, pues aunque la mayoría lo utiliza para regular el periodo menstrual, también es bueno para enfermedades de las vías respiratorias y digestivas.

De acuerdo a una publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el orégano se ingiere para los trastornos del tracto respiratorio: tos, asma, alergias y bronquitis, pues se le conoce por propiedades expectorantes.

Además, ayuda a reducir el malestar por problemas estomacales como acidez o parásitos, pues una investigación realizada por ADP Biotic Research Corporation, menciona que dos veces por día en la comida, durante seis semanas, ayuda a combatir los parásitos.

Para muchos es conocido que este te es uno de los remedios caseros más utilizados para regularizar la menstruación, reduce la inflamación y disminuye los cólicos menstruales. Asimismo, la aplicación de extracto de orégano directamente en la piel, ayuda a una rápida cicatrización y con ello, la reducción de infecciones por heridas.

El té de orégano también beneficia la disminución de dolores de cabeza, aftas, verrugas, acné y como repelente de insectos.

¿Cómo prepararlo? Es muy fácil. Se coloca en un litro de agua hirviendo, un puño de hojas de orégano (pueden ser frescas o secas), se deja hervir durante tres minutos, se retira del fuego y deja reposar por otros cinco minutos. Con la ayuda de un colador retirar las hojas de orégano. Lugo se puede tomar con un poco de miel.

Lo ideal es consumir una taza de té de orégano en la mañana y otra en la noche.Recuerda lo importante que es consultar con tu médico, pues aunque es un producto natural, no todas las personas pueden consumirlo. Sobre todo no es recomendado en caso de embarazo, lactancia, diabetes, alergias o trastornos hemorrágicos.