Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / 5 consejos para mantener la piel de tu rostro firme y reluciente

Moda y Belleza

5 consejos para mantener la piel de tu rostro firme y reluciente

2017-11-15 22:10:00

Siempre se dice que el frío es una buena terapia para utilizar en el cuidado de la piel, así que no es nada descabellado pensar en un tratamiento con hielo que ofrezca diversos beneficios a la elasticidad y salud de tu piel.

Según indican algunas lecturas al respecto esta terapia facial con hielo proviene del lejano oriente, ya que son bastante famosos en lo que se refiere a la salud de la piel. Entre los beneficios más conocidos que otorga a la piel el tratamiento frío está no solo mantener la piel joven y tersa sino también sin imperfecciones como las líneas de expresión.

1. Mantiene tu piel joven
Frota hielo sobre las líneas de expresión de tu rostro tanto en la mañana como por la noche. Esto servirá para hidratar, tonificar y evitar la aparición de esas antipáticas arruguitas.

2. Estimula la circulación sanguínea
Utilizar los cubos de hielos sobre la piel de tu rostro será tan efectivo como la mejor crema para el rostro. Sin duda alguna, la terapia fría será una excelente opción.

3. Puede prevenir el acné
De uno y otro modo este ha sido el problema de muchos durante la adolescencia. Pero el acné ya lo hemos dicho, no es solo un tema hormonal, ya que también puede aparecer durante la adultez, a causa de la exposición al sol y los cambios hormonales que provocan la aparición de aquellas odiadas espinillas, puntos negros y manchas. Ahora con el tratamiento en frío podrás evitarlo.

4. Nunca más poros abiertos
El frío es capaz de cerrar los poros abiertos, y por ello es perfecto para utilizarse antes de aplicar el maquillaje y así evitar y prevenir los puntos negros.

5. Desinflama los ojos hinchados y combate las ojeras
Si te despiertas con los ojos hinchados o con ojeras, el mejor remedio será utilizar los cubos de hielo sobre tus ojos. Solo tienes que envolver los cubos de hielo en un paño y dejarlo sobre los ojos durante 15 minutos.

El hielo tensa la piel y ayuda a reducir los poros dilatados. Si eres constante aplicándote este tratamiento durante algunos meses, notarás que tu piel comienza a volverse más firme y saludable. Para seguir esta terapia toma en cuenta estos puntos:

• Limpia la zona donde aplicarás hielo. Asegúrate de que estés libre de maquillaje.
• Envuelve los cubos de hielo en un paño.
• Frótalos por diferentes áreas del rostro por 2 minutos cada vez.
• Realiza movimientos circulares en la mandíbula, barbilla, frente, mejillas y en la nariz.

Si repites este proceso de manera continua, en un par de meses tendrás excelentes resultados.