Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Aprende a prevenir la temida celulitis con estos consejos

Moda y Belleza

Aprende a prevenir la temida celulitis con estos consejos

El 90% de las mujeres padece celulitis, que se localizaen determinadas zonas del cuerpo como los glúteos, caderas, abdomen o muslos

La celulitis, también conocida como piel de naranja, no es más que tejido graso subcutáneo que se acumula hasta el punto de presionar y sobresalir entre las fibras de tejido conectivo, lo cual se ve a modo de pequeños bultos, este término difiere de celulitis que se refiere a una infección de la capa subdérmica.

Diversos estudios estiman que un 90% de las mujeres padece celulitis, que se localizaen determinadas zonas del cuerpo como los glúteos, caderas, abdomen o muslos, que forma irregularidades en el contorno corporal.

Esta alteración está favorecida por los estrógenos que, además de provocar una gran retención de líquidos, contribuyen a aumentar el volumen de las células y facilitar la rotura del tejido adiposo subcutáneo.

La aparición de piel de naranja va a depender de varios factores. Uno de ellos es el genético, pues si alguien de la familia es propenso a acumulas grasa en ciertas zonas del cuerpo y su tejido conjuntivo no es robusto, los genes que hacen referencia a estos caracteres puede que pasen a ti y por eso seas más propensa/o a acumular grasa.

Otro factor es el género, ya que las mujeres tienen más tendencia a tener piel de naranja por dos razones: acumulan más grasa en ciertas zonas corporales debido a su sistema hormonal y su red de tejido conjuntivo es más débil que la del hombre, con lo que la piel de naranja se forma fácilmente.

Por último, la edad es otra causa importante, pues la celulitis comienza a aparecer o a formarse después de la primera juventud, aunque se hace visible después de la adolescencia que es cuando se ralentiza el metabolismo y la vida se hace más sedentaria.

Ciertos cambios en algunos hábitos pueden ayudar a prevenir la aparición de celulitis en el cuerpo. A continuación te diremos algunos que puedes poner en práctica:

1. Seguir una vida activa, huir del sedentarismo. No realizar actividad a diario disminuye la masa muscular, aumenta la masa grasa, incrementa la flacidez y empeora la circulación; además, mantenerse en la misma posición un largo período de tiempo también puede favorecer la retención de líquidos.

2. Hacer ejercicio. Además de abandonar el sedentarismo hay que realizar ejercicio de forma continuada. El deporte más recomendado para evitar la celulitis es el aeróbico; correr, ir en bici o nadar son ejercicios muy recomendables.

3. Dejar de fumar y consumir alcohol. El tabaco produce alteraciones en la microcirculación, disminuye la oxigenación de los tejidos y aumenta los radicales libres de la piel. Asimismo, degrada las fibras elásticas de la piel y el colágeno. El consumo de alcohol, conlleva a un exceso de grasa acumulada corporal.

4. Beber dos litros de agua diarios.

5. Evitar el uso de prendas que se ajusten demasiado al cuerpo y los tacones altos, ya que dificultan el retorno venoso y alteran los mecanismos de bombeo de la sangre.

6. Controlar las alteraciones emocionales como la ansiedad o el estrés, ya que pueden producir un aumento de ciertas hormonas del cerebro como la adrenalina o noradrenalina que estimulan la grasa de depósito en altas concentraciones.

7. Tener cuidado con el consumo algunos medicamentos, sobre todo los anticonceptivos, que favorecen la retención de líquidos.

8. Limitar la ingesta de grasas y carbohidratos, ya que producen un exceso de insulina que favorece el cúmulo de grasa; y restringir la sal y los alimentos ricos en sodio, que aumentan la retención de líquidos.

9. Frenar el consumo de café y refrescos, sobre todo los que contienen altas dosis de cafeína, ya que es un aditivo que puede empeorar la salud de la piel. Es una sustancia que interfiere en el proceso de oxigenación de los tejidos.