Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Aprende a prevenir las alergias al maquillaje

Moda y Belleza

Aprende a prevenir las alergias al maquillaje

2017-10-05 22:29:00

Puede suceder que inclusive luego de años de utilizar los mismo cosméticos de pronto desencadenes una reacción alérgica. Lo que sucede es que el organismo puede acumular sensibilidad a ciertos ingredientes que contienen los cosméticos, y de pronto puede causar que tu sistema inmunológico reaccione de manera negativa produciendo los típicos síntomas de las alergias.

Para evitar sufrir de estas alergias súbitas es necesario seguir ciertas reglas:

1. Lávate las manos y la cara antes de aplicar el maquillaje. Es una precaución básica.

2. Nunca uses los cosméticos de nadie más. Compartir los cosméticos significa compartir los gérmenes. Así el maquillaje pertenezca a tu mejor amiga o sea de un probador de tienda, no lo uses.

3. No apliques el maquillaje de los ojos si tienes alguna infección, como conjuntivitis. Desecha todos los productos que utilizaste cuando descubriste tu infección ocular.

4. Mezcla los viejos cosméticos. Cada vez que abres una botella de base o fundación, los microorganismos en el aire tienen la oportunidad de ingresar en el envase. La mayoría de los cosméticos tienen conservantes suficientes para matar a los insectos durante aproximadamente un año.

5. Prueba nuevos cosméticos. Si tiendes a tener reacciones alérgicas a los cosméticos, pide muestras gratis antes de comprarlos. Los productos etiquetados como “probados contra alergia”, “probados por dermatólogos”, “no irritantes” o “hipoalergénicos” pueden o no ayudar a evitar los ingredientes que te pueden afectar.

6. Aplica el rímel con cuidado. Utilízalo sólo en las dos terceras partes exteriores de las pestañas; no empieces en las raíces. Y nunca apliques el delineador en los márgenes interiores del párpado. Los lentes de contacto deben evitar la sombra de ojo. Las partículas iridiscentes pueden desmenuzarse, meterse en los ojos y fijarse a la lente de contacto, causando suficiente fricción para raspar la córnea.

7. No te dejes engañar por la palabra “natural”. Si tienes una alergia al ingrediente “natural”, podrías tener una reacción alérgica. Por ejemplo, a la lanolina, extraída de la lana de oveja, es un ingrediente en muchos humectantes y una causa común de dermatitis de contacto.