Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Belleza - Elimina los puntos negros del rostro

Moda y Belleza

Belleza - Elimina los puntos negros del rostro

2017-07-25 12:00:04

Los molestos ‘puntos negros’ son un problema no solo para las mujeres sino también para los caballeros. Son tan difíciles de quitar que hay que tener paciencia de santo para erradicarlos y tener una rutina determinada para que no vuelvan a brotar.

Estos puntos negros son células muertas que contienen grasa y se vuelven oscuras al contacto con el medio ambiente. Suelen aparecer en zonas determinadas del rostro como; la nariz, el mentón, las mejillas y alrededor de los labios.

Algunas veces tiene relación con el acné y el exceso de producción de grasa de la piel, por lo que suele ser más problemática en los meses de verano.

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de piel que tienes, si sufres de piel mixta o grasosa tendrás más tendencia a sufrir con estos puntos negros si no tienes una rutina de limpieza diaria.

Es necesario que al llegar a la casa luego de un día de trabajo o estudio agitado realices tu limpieza retirando el maquillaje o el exceso de grasa acumulado en el día. La rutina de limpieza es la misma tanto para hombres como para mujeres.

Una vez que has logrado limpiar tu rostro de los puntos negros, es importante mantener la rutina de limpieza, cerrar los poros con agua fría y no olvidar la humectación.

Es recomendable de vez en cuando realizar una limpieza con mascarillas caseras en base a un exfoliante suave.

Aquí te proponemos dos mascarillas caseras para exfoliar la piel del rostro y ayudar a limpiarla de los puntos negros.

1. Mascarilla de leche con jalea

Coloca en un tazón una cucharada de leche y otra de jalea sin sabor. Mezcla bien los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Llévalo al microondas por 10 segundos, luego con un algodón pasa la mezcla por tu rostro y deja que se forme la mascarilla y seque por 10 minutos. Retira la mascarilla suavemente y enjuágate con agua bien fría.

2. Mascarilla de miel y canela

En un tazón, mezcla dos cucharadas de miel y una de canela, mezcla bien hasta lograr una pasta homogénea. Aplica directamente la pasta sobre las zonas afectadas con toques suaves y masajes circulares. Luego dejar la mascarilla en el rostro por unas dos horas y retirar suavemente. Enjuagar con agua bien fría.