Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / ¿Cómo quitar el vello encarnado de las piernas?

Moda y Belleza

¿Cómo quitar el vello encarnado de las piernas?

Los vellos encarnados son más comunes de lo que pensamos, y resultan ser muy dolorosos y antiestéticos. Suelen aparecer por la depilación con cera o con rasuradora y se presentan como unas bolitas pequeñas que se infectan, que no son más que vellos que no crecieron ni fueron eliminados correctamente.

Aunque parezcan inofensivos, de no tratarse a tiempo podrían convertirse en un grave problema. Por ello es importante prevenir su aparición, a continuación te diremos qué medidas tomar para evitarlos:

Exfoliar

Si quieres prevenir vellos encarnados puedes hacerlo exfoliando tu piel de forma frecuente; si no hay células muertas en ella, el vello puede crecer de forma adecuada, de lo contario encuentra obstruido el aspo para hacerlo y se encarna.

Hidratar

Antes de recurrir a un método de depilación (sobre todo de cuchillas) coloca aceite sobre la zona y deja actuar durante 10 minutos; así conseguirás que tu piel esté suave y el pelo menos seco, con lo cual disminuirás las posibilidades de que se encarne.

Aplicar aceites

Utiliza aceite de árbol de té o aceite de lavanda después de la depilación para evitar infecciones a causa de bacterias; estas son originadas por los pelos encarnados que se inflaman, no utilices alcohol o productos de hidratación que lo contengan después de la depilación.

Depilación definitiva

Una de las formas más efectivas y modernas para evitar que el vello se encarne es recurrir a la depilación definitiva con láser. Al eliminar el vello, también pondrás fin a la probabilidad de que éste se encarne.

Podemos depilarnos correctamente, pero pude quedar algún vello con el que tenemos dificultad y podría infectarse fácilmente, por eso, te mostramos cómo quitar un vello encarnado.

En caso que ya tuvieras algunos sigue estos pasos para quitarlos:

Lava la zona con agua y jabón neutro, retirando con agua fría o templada. Si es necesario puedes hacerlo también con alcohol, así prevendrás alguna infección.

Exfolia bien el área donde el vello se ha encarnado, una vez a la mañana y otra por la tarde, así el pelo quedará “suelto”. Esto debe hacerse con suavidad para evitar irritación o sangrado. Sólo se debe hacer para eliminar piel muerta, grasa o suciedad.

Aplica un paño, trapo o lienzo que esté caliente (no que queme) en donde el vello se encarnó, durante unos minutos, esto estimula el vello y lo lleva a la superficie. De esta forma, será más sencillo que salga.

Utiliza una pinza puntiaguda, ya que provoca menos daño en la piel y el vello podrá salir fácilmente, esta deberá haber sido sido esterilizada antes con alcohol o con agua hirviendo.

Estira la piel firmemente y toma el vello desde la raíz con la pinza para extraerlo con un “tirón” rápido.

Al finalizar, usa un antiséptico como el aceite de árbol de té o el aloe vera.

Repite esta operación si sufres de vellos encarnados con frecuencia o si tienes en varias zonas del cuerpo.

Si el vello no sale con el agua caliente y las pinzas, puedes presionar la zona levemente; pero, si a pesar de ello, no cede, es mejor dejarlo así y acudir con un especialista en la piel como un dermatólogo, de preferencia. Si la zona ya se infectó, el especialista indicará lo que es necesario para como tratamiento; regularmente administran algún antiinflamatorio, tónico de uso local y ellos mismos desentierran el vello.