Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / El estrés y la contaminación ocasionan envejecimiento prematuro

Moda y Belleza

El estrés y la contaminación ocasionan envejecimiento prematuro

Para evitar el deterioro de este importante órgano hay ciertos pasos que debes seguir.

Existen diversos factores que afectan nuestra piel y es que al ser el órgano más grande del cuerpo humano este se vuelve más susceptible a sufrir diversos tipo de daños ya sea por el medio ambiente y la contaminación que se expone diariamente o por el estrés que genera las distintas actividades diarias.

Estos agresores externos tienen consecuencias negativas en nuestra piel haciendo que aparezcan diversos problemas cutáneos y hasta el envejecimiento prematuro.

Es así que la calidad y apariencia de la piel es un termómetro del estado de bienestar, felicidad o desequilibrio en el que nos encontramos. Entonces, ¿cómo impacta la contaminación y estrés en la belleza, calidad de vida y bienestar de cada persona?
En el caso del estrés se estimula las glándulas suprarrenales y esto ocasiona mayor cantidad de adrenalina y cortisol, lo que altera las defensas y ocasiona cambios en la piel apareciendo así el acné, urticaria y dermatitis.

Además, empeora enfermedades dermatológicas como la psoriasis y rosácea. A esto se suma que la falta de sueño disminuye la producción de colágeno y se refleja en un rostro cansado, seco y áspero.

La ansiedad también afecta la circulación sanguínea, lo que puede acelerar el envejecimiento prematuro, así como la falta de firmeza y elasticidad. Además, el 80% de casos también son causados por factores externos como las agresiones diarias a las que nos exponemos en la calle como son la radiación solar, contaminación y mala alimentación.

Fiorella Solari, Gerente de Marketing de Producto de Natura Cosméticos, sostiene que “las agresiones del medio ambiente como polución, contaminación, rayos solares o el estrés no solo afectan la apariencia de nuestra piel sino que también pueden dañar su estructura, volviéndola más áspera. Pierde flacidez, aparecen manchas, arrugas y patas de gallo”.

Por ello, es necesario conocer qué hacer para cuidar la piel, entonces, lo más recomendable es empezar a tomarnos un tiempo para nosotras mismas y poder realizar un ritual de belleza, que no nos tome mucho tiempo y con el que podamos revitalizar la piel, sobre todo del rostro.

Lo cual debe iniciar con un buen aseo haciendo uso de un limpiador en gel o espuma, pues en una piel limpia los productos ingresan con mejor beneficio. Una hidratación es el siguiente paso. Una vez a la semana, exfolia tu rostro con suaves masajes circulares pues esto ibera las toxinas y células muertas aportando una mejor oxigenación.

Para disminuir los daños de los agresores externos en nuestra piel, también es recomendable una buena hidratación, tomando agua durante el día, mantener una correcta alimentación y hacer ejercicio. Recuerda que el llevar una dieta sana y una vida activa, también influirán en un mejor estado de ánimo donde el estrés no afectará en gran intensidad.