Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / ¿El uso de celulares nos estaría dañando la piel?

Moda y Belleza

¿El uso de celulares nos estaría dañando la piel?

Así como lo leen. Uno de los dispositivos más usados y con el cual tenemos más contacto diariamente podría ser uno de los factores por los cuales nuestra piel se daña diariamente. Los motivos te los explicamos a continuación.

Los teléfonos tiene 10 veces más bacterias que un inodoro público, según expertos, y al entrar en contacto con nuestra piel, además del sudor, la grasa y los posibles restos de maquillaje nos daría lugar a una erupción. Además, la luz azul que emiten las pantallas puede envejecer la piel de forma prematura.

En el teléfono se acumulan muchas sustancias, y esto teóricamente puede obstruir los poros y acabar provocando acné, pero no las bacterias, sino la suciedad del móvil”, sostuvo la dermatóloga cosmética y quirúrgica, Estee Williams.

Por su parte, Joshua Zeichner, director de investigación de Dermatología cosmética y clínica en el Mount Sinai Hospital de Nueva York, afirma que el acné está fundamentalmente causado por motivos genéticos, pero reconoce que si te acercas un teléfono sucio constantemente a la piel puede incrementarse el riesgo de sufrir erupciones, pues bloquea los poros e impide el flujo libre de aceites naturales de la piel.

Los especialistas recomiendan lavar los teléfonos de forma regular con alcohol desinfectante para evitar que se transfiera la suciedad, los aceites y las bacterias. También existen dispositivos, como PhoneSoap, que utilizan luz ultravioleta para desinfectar los dispositivos.

Además, las personas con tendencia al acné deben limpiarse la piel con productos específicos de higiene facial, y quizá usar un auricular en vez de llevarse el teléfono a la cara.

Otro factor que estaría dañando la piel sería la luz azul. Un estudio realizado en el 2013 afirma que esta luz puede tener los mismos que los rayos UVA y UVB en la piel. Según Zeichner, “algunos datos sugieren que la luz visible de alta energía puede estar relacionada con el envejecimiento prematuro”, pero no existen tratamientos preventivos para los efectos potenciales de esta luz, a diferencia de lo que ocurre con los rayos UVA/UVB.

Los expertos recomiendan que para contrarrestar los posibles efectos negativos de este tipo de luz se debe consumir antioxidantes para neutralizar el daño en los radicales libres. Esta luz también está presente en lámparas fluorescentes, pantallas de televisión y ordenadores, por lo que cuesta señalar a los teléfonos móviles como la única causa de los signos de la edad en el rostro.

Si bien la tecnología tiene sus beneficios, hay ciertos factores que nos están dando cuenta de sus inconvenientes. Por ello, no está de más que si ver alguna anomalía en tu piel busques a un dermatólogo para una evaluación.

Fuente: huffingtonpost.es