Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / El verano ya llegó y es momento de guardar correctamente la ropa de invierno

Moda y Belleza

El verano ya llegó y es momento de guardar correctamente la ropa de invierno

Aquí te vamos a brindar nueve interesantes consejos acerca de la forma adecuada de guardar tu ropa de invierno. Esto te ayudará a que el desempolvarla cuando llegue el momento sea más sencillo.

1. Lava toda tu ropa.
Ni siquiera lo pienses. El primer buen consejo que te pueden dar es que laves todas las prendas invernales antes de guardarlas. Las polillas e insectos son atraídos por cualquier tipo de olores cotidianos como perfumes, alimentos, desodorante, humo, etc, incluso si estos aromas son casi imperceptibles para ti.

2. No dejes nada de plástico en tus prendas.
Nunca guardes la ropa en la bolsa plástica en la que viene desde la tintorería. El plástico atrapa la humedad, lo que puede causar daño en las fibras y producir la coloración amarillenta en el tejido.

3. Utiliza contenedores plásticos.
Los expertos advierten que el uso de las bolsas al vacío no es lo mejor. La ropa necesita respirar, por lo que las cajas plásticas son una buena alternativa para almacenar los artículos que no son delicados como jeans, sweaters de lana, poliéster, o camisetas. Asegúrate de no guardar las cosas muy apretadas para maximizar el flujo de aire.

4. Organiza tu ropa.
Seda, organza, cachemira, o cualquier cosa delicada, primero sepárala de la ropa más guerrera y luego elimina el plástico, envuélvelas en papel de seda o bolsas para guardar 100% de algodón.

5. Guarda las chompas en cajas
Las chompas no se cuelgan, ya que se podrían deformar, la mejor opción es usar cajas plásticas o bolsas de tela, dejando las prendas más pesadas en la parte inferior. Recuerda que no debes guardarlos muy apretados, esto evitará la aparición de moho.

6. Los abrigos van doblados.
El almacenamiento adecuado para los abrigos es doblarlos con cuidado en lugar de colgarlos, considerando que los abrigos sean de lana, cuero o piel sintética. Saca todo lo que haya en los bolsillos, abrocha los botones, cierres o broches y luego dóblalo suavemente. A partir de esto apílalos holgadamente en cajas o bolsas de tela, esto ayudará a poder conservar la forma natural del abrigo.

7. Busca un lugar de almacenamiento adecuado.
El lugar de almacenamiento debe ser fresco, limpio, seco y oscuro.

8. Invierte en hormas para botas.
Lo último que quieres es que tus botas de cuero o gamuza se deformen o arruguen al estar guardadas en el rincón de tu closet durante el verano. Las hormas de botas, ayudarán a conservarlas perfectas incluso sin usarlas por tiempos largos. Aunque siempre es mejor mantener la bota en posición vertical, el espacio puede ser un factor que lo impida, por lo que puedes usar contenedores de plásticos para guardarlas, pero preocúpate de que siempre tengan la horma en buen estado.

9. Utiliza papel de seda para guardar los zapatos.
Utilizar el papel seda para la parte interior de tus zapatos de invierno serán de gran ayuda al momento de almacenarlos.