Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Estos son los beneficios del hielo para el cuidado de la piel

Moda y Belleza

Estos son los beneficios del hielo para el cuidado de la piel

En los últimos años, el hielo ha dejado de ser solo un componente para enfriar y conservar comidas, para convertirse en el mejor aliado de la belleza de hombres y mujeres, y es que este es un complemento ideal para regenerar y rejuvenecer la piel, especialmente usado para el rostro, como parte de una terapia facial y considerado como un tratamiento de origen oriental.

La aplicación es muy sencilla y consiste en frotar durante varios segundos un paño con hielo o agua helada en la zona a tratar, principalmente en las primeras horas de la mañana. De esta manera será beneficioso para:

- Combatir el acné, eliminar las manchas, arrugas y quemaduras como consecuencia de los rayos solares.
- Mejorar la circulación sanguínea, lo que ayuda al rejuvenecimiento.
- Tonificar el rostro y reducir las líneas de expresión o la aparición de imperfecciones
- Prevenir los puntos negros y cerrar los poros del cuerpo
- Ayuda como desinflamantes para golpes, ojos hinchados, ojeras, etc.

También es beneficioso para los casos de resequedad en la piel, las personas que suelen bañarse con agua muy caliente, aceleran el envejecimiento.

Por otro lado, el hielo tiene un efecto constricción de los vasos sanguíneos durante varios segundos, lo cual mejora la circulación sanguínea, al retirarse el frio, el propio organismo envía un mayor flujo de sangre caliente a la zona, esto hace que la piel tenga una mayor oxigenación.

A pesar de estos beneficios del hielo para la piel, la subjefe de servicios dermatológico del Hospital Universitario Austral (Argentina, Ana Beatriz de Pablo, explica que colocar hielo directamente a la piel por varios minutos podría provocar una quemadura.

Aunque sea común escuchar “ponte hielo” luego de sufrir un golpe, por sus propiedades desinflamantes, esto debe ser realizado con cuidado. Como lo explica Ana Beatriz de Pablo, subjefe de servicios dermatológico del Hospital Universitario Austral (Argentina), colocar hielo directamente a la piel por varios minutos podría provocar una quemadura. Por ello, lo recomendable es colocarlo en un paño delgado de tela y luego ponerlo sobre la piel