Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Estos son los daños que le produce fumar a tu piel

Moda y Belleza

Estos son los daños que le produce fumar a tu piel

En un reciente congreso de medicina estética uno de los temas más comentados fue el daño que ocasiona el hábito de fumar para la piel y la belleza en particular en las mujeres.

Según expertos, las consecuencias de consumir las toxinas que acompañan a los cigarrillos como la piel opaca, grisácea y menos elástica, el debilitamiento del cabello, entre otros problemas, pueden disminuir a los pocos meses de abandonar el vicio y se podrá ver en la recuperación de la lozanía del rostro.

Estudios científicos indican que fumar reduce los mecanismos de reparación de la piel y la síntesis del colágeno, provoca una ‘vasoconstricción que hace la piel más opaca e irritable’, además disminuye las reservas de vitamina A, necesarias para los procesos reparativos de la célula dérmica, explicó Nadia Fraone, subdirectora de la Escuela de Medicina Estética del Hospital ‘San Giovanni di Dio’.

Debido a esto, la fina capa protectora del cuerpo adquiere un tono grisáceo y aumenta también las bolsas alrededor de los ojos y las arrugas al borde de la boca.

La especialista cuestionó el por qué las ‘mujeres vienen a pedirnos corregir los daños’ cuando ‘la solución es reducir el tabaquismo’ en el mencionado congreso.

Según señaló, la degeneración de la estructura dérmica es progresiva y los efectos son proporcionales a la cantidad de cigarrillos consumidos; por tanto, dejar de fumar tiene un efecto positivo evidente a los pocos meses.

Además, en el evento se presentó un estudio publicado en SkinMed (Medicina Cosmética Especializada) que sostuvo que ‘abstenerse del humo del cigarrillo provoca un rejuvenecimiento medible de la piel en la cara’.

La investigación consintió en pedir a 60 fumadores abstenerse del vicio por nueve meses y al final la evaluación de la muestra reflejo un aumento “muy considerable en el brillo de los tejidos, reducción de las arrugas alrededor de los ojos y la recuperación casi total de las propiedades mecánicas de la piel”.