Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Maquillaje metálico: lo que debes y no debes hacer en esta nueva tendencia

Moda y Belleza

Maquillaje metálico: lo que debes y no debes hacer en esta nueva tendencia

Dicen que la moda es cíclica y cada cierto tiempo se “renueva” trayendo algo del pasado. En los 80, un típico maquillaje era el que incluía colores metálicos.

A diferencia de su versión de décadas pasadas, las texturas se actualizaron, diversificando la intensidad del brillo y alcanzando dos extremos: el acabado sutil y el brillo extremos.

En la primera opción podemos encontrar labiales y sombras tenues en tonos naturales y la versión estridente y más disruptiva, sombras o labiales desde tonos en la gama de oro o plateado hasta rojos, azules, verdes, violetas o negro intenso.

Cualquiera sea la alternativa, la makeup artista e influencer de belleza Bettina Frúmboli da algunos tips.

LOS

images

– Crear un punto de atracción: la clave es crear un equilibrio y combinar los tonos metálicos con tonos neutros. Por ejemplo, una sombra dorada irá bien con un labial nude o un poco de brillo. La clave es no caer en un efecto demasiado recargado.

– Reservarlos para la noche: un toque de brillo le subirá la apuesta a un look. Por eso, estas texturas son aliadas imbatibles en los maquillajes para fiestas o más sofisticados.

– Empezar de a poco: es recomendable agregar el producto paulatinamente hasta lograr el efecto deseado. Muchas veces, unas ligeras pinceladas serán suficientes y otras, hará falta hacer algunas pasadas.

LOS NO

rJEFLZ8vb_930x525

– Utilizarlos para disimular imperfecciones: mientras más lejos se encuentre el tono metálico, menor será la atención sobre ese punto. Esto conviene tener en cuenta cuando se busque minimizar un rasgo determinado.

– Colocarlos en labios sin delineado: las bocas metalizadas son protagonistas de la temporada. Sin embargo, es obligatoria su definición de los labios con un delineador del mismo tono del labial. De lo contrario, quedarán deslucidos y desprolijos.

– Elegirlos para pieles con textura irregular: cuando hay pliegues en los párpados, líneas de expresión en el contorno de ojos o en la comisura de los labios, lo mejor es evitar las sombras, delineadores o labiales metálicos.