Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Tacones altos: dile adiós al dolor con estas recomendaciones

Moda y Belleza

Tacones altos: dile adiós al dolor con estas recomendaciones

Una de las piezas infaltables de nuestro outfit diario son los zapatos. Esas amadas y a veces odiadas prendas de vestir que mientras más altos sean estilizan y dan un toque chic a nuestra ropa, pero que en algunas oportunidades terminan convirtiéndose en nuestras peores pesadillas.

Pensando en cómo hacer menos dolorosa la tarea de usar tacos altos a continuación te daremos algunas recomendaciones para que sobrevivas a este tipo de zapatos:

1. Si no estás acostumbra a llevar tacos altos, no te pongas unos nuevos y altísimos para una fiesta. Opta por unos tacones de 5 o 6 centímetros como mucho y busca algunos con el taco ancho, recuerda siempre ver que combinen con tu ropa.

2. Es importante que te pruebes un día antes, como máximo, antes de estrenarlos oficialmente. Lo mejor es practicar un poco para que el pie se amolde al zapato y tú te acostumbres a caminar con ellos para evitar cualquier tipo de accidente.

3. Busca tu talla, ni más grande ni más pequeños, de por si este tipo de zapato resultan un poco incómodos y no brindarle a tu pie uno de tu medida exacta te traerá más dificultades.

4. Debes preparar tus pies, usa alguna crema exfoliantes durante el baño para mantenerlos más relajados. No olvides hidratarlos y masajearlos. Recuerda secarlos bien antes de ponerte los tacones, para evitar el mal olor y grietas.

5. Para ponerlos un poco más cómodos intenta colocar bolsas con agua y mételos al congelador, esto hará que se ensanchen un poco. Dependiendo del material, también sirve probártelos con medias gruesas y pasarle la secadora por encima, con cuidado de no estropearlos.

6. Usa plantillas o protectores de pie y talones. Esto ayuda a eliminar la presión del pie en la planta y evitar dolores, además de reducir el riesgo de apariciones de incomodas ampollas

7. Mantente en movimiento constantes para mejorar la circulación y evitar el dolor de quedarte de pie mucho tiempo. En caso de estar sentada prueba cambiar la posición de tus piernas cada 15 o 20 minutos para evitar el adormecimiento.

8. No te quietes el zapato por ningún motivo, pues los pies suelen hincharse con el pasar de las horas si te los quitas será difícil volvértelos a poner.

9. Mejora tu postura, si planear usarlos todo el día. Evita encorvar el cuerpo y te cansarás mucho menos y mantente erguida, así mejorarás tu equilibro al momento de caminar y lastimarás menos tus pies.

10. Usa talco o alguna crema que sirva de desodorante, esto te ayudara a evitar los daños en tu piel a causa de la fricción de los zapatos y tu pie.