Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Tres pasos para verte perfecta sin maquillaje

Moda y Belleza

Tres pasos para verte perfecta sin maquillaje

¿Eres de las personas que no tiene mucho tiempo para maquillarte, pero estas preocupada por cómo te ves? Pues toma atención a esta nota. No eres la única que piensa que sin maquillaje todo es mejor, pero también son muchos los motivos por los cuales no te atreves a salir simplemente con la cara lavada.

Muchas usan el maquillaje para tapar algunas imperfecciones en el rostro, igualar el tono de la piel, sentirse más atractivas o por algún compromiso importante. Pero si quieres descansar un tiempo de los cosméticos y darle el tiempo que usas en maquillarte a otras actividades, estos consejos son para ti.

En tres simples pasos podrás conseguir una piel perfecta para disfrutar un rostro libre de maquillaje:

Usa siempre un protector solar

Protector Solar

El protector solar debe ser un imprescindible dentro de tu rutina diaria, ya sea si vas a ir a trabajar, de compras o paseo. Este producto es indispensable para evitar problemas de pigmentación, deshidratación, y signos prematuros de envejecimiento, entre otros tantos inconvenientes.

Según los expertos, los protectores solares se deben aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol y se deben volver a aplicar 2 horas después, sobre todo en verano. Y como no es fácil reaplicarse protector cuando estás fuera de casa, complementa tu crema solar con una bruma facial.

Cambia tu rutina diaria según la estación

Al igual que cambias de ropa en cada época del año, debes hacer lo mismo con tus cuidados de belleza. Y es que las necesidades de la piel cambian en función de factores externos como el clima. Los expertos aconsejan tener varias mascarillas a mano como refuerzo en tu rutina, para que puedas utilizar la más apropiada en función de la época del año o de las necesidades de tu piel.

En el invierno, la piel sufre los estragos de las agresiones externas, por lo que necesitas una ayuda extra para acabar con la deshidratación y el tono apagado de tu rostro. Utiliza una crema que penetra en las capas más profundas de la piel para ayudar a la regeneración celular. De esta forma, te levantarás con un aspecto más saludable.

Durante las pocas de verano lo recomendables es la mascarilla hidratante con textura en gel, ya que se adaptará a la piel para formar una segunda barrera que ayuda a mantener los niveles de agua precisos durante la noche y, además, no resulta molesta.

Menos es más

Cuidados por edad
Prestar atención a tu piel y saber cuáles son sus necesidades es importante, pero también tener en claro que tu rostro no es un laboratorio de pruebas y los cuidados cambian en función de la edad.

Por ejemplo, una piel joven suele ser más propensa al acné, por lo que debemos centrarnos en tratamientos que depuren y descongestionen el cutis. Por su parte, las pieles más maduras necesitan tratamientos que hagan frente a los signos de la edad. Pero eso no significa tener que probar productos constantemente.

Según expertos, el 50% de los pacientes que acuden a las consultas de los dermatólogos siguen tratamientos de belleza demasiado complejos que lo único que hacen es dañar la barrera natural de la piel. Por tanto, aconsejan ser precavidas a la hora de cambiar de productos.