Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / ¡Alerta!: Estas son las bebidas que no debes tomar si tienes gastroenteritis

Salud

¡Alerta!: Estas son las bebidas que no debes tomar si tienes gastroenteritis

La gastroenteritis es una infección o inflamación de la mucosa del estómago y el intestino que puede ser producida por tres tipos de microorganismo: virus, parásitos y bacterias. Los cuales pueden estar en alimentos y bebidas, así como en objetos como cubiertos, platos y otros utensilios. Estos también pueden ser transmitidos de una persona a otra.

Entre los más vulnerables para adquirir esta enfermedad están: los niños, ancianos y las personas que tengan un sistema inmunológico débil. Las personas que llegan a tener esta enfermedad suelen presentar fiebre, vómitos, diarrea y dolor de barriga.

Según el doctor Javier Miranda, responsable del Área Pediátrica de los Hospitales Vithas Nisa Virgen del Consuelo y 9 de octubre y del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime, en el caso de niños de corta edad, al presentarse esta enfermedad se genera una pérdida abundante de líquidos por los vómitos o la diarrea, lo que podría desencadenar un episodio de deshidratación.

En el caso de llegar a este estadio, sea una deshidratación leve o moderada, es la es la rehidratación oral, para lo que se debe utilizar soluciones de rehidratación oral específicas que reponen el agua y los electrolitos que se pierden con los vómitos y/o la diarrea.

El doctor Javier Miranda insiste en que “no se deben utilizar remedios caseros, infusiones, limonadas, zumos, bebidas deportivas ni refrescos, cuya composición es muy diferente, y pueden llevarnos a complicaciones. En caso de deshidrataciones severas, o de no tolerancia por vía oral, puede ser necesaria la rehidratación intravenosa, que se realiza siempre en medio hospitalario”.

Según las indicaciones médicas del especialista pueden usarse algunos probióticos, bacterias beneficiosas para el organismo que han demostrado su eficacia fundamentalmente disminuyendo el tiempo de recuperación de la diarrea, y sobre los que existe actualmente una recomendación acerca de su empleo. “El otro pilar, no medicamentoso, es una adecuada dieta astringente en función de la severidad de la diarrea”, concluye Miranda.

*Fuente: abc.es
*